Algunas reflexiones muy en serio antes de la cena de Navidad

COMPARTIR:

Desde La Mina 2.0

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro.salazar@gmail.com

Mauricio Castro

Hoy es noche buena, y quiero compartir algunas reflexiones, en serio:

Compré lotería como todos los años y como todos los años no pegué, pero no importa porque compro lotería solo por ayudar, no lo hago con ningún otro interés.

Ya pagué mis impuestos como tiene que ser. Me duele que algunos cabezas calientes anden recogiendo plata para contratar un bufete internacional para que los apoye a llevar su reclamo contra el recorte de pensiones de lujo, me duele porque al final es parte de mis impuestos lo que se llevan.

El fútbol anduvo un toque mal. Digo un toque porque vi caras muy tristes. Insisto: hay que ayudar a la Liga. El 29 se les está convirtiendo en el “muñeco”, como el de Cartago. Pobres maes.

Como vieron la COP25 fue un fracaso. Los costarricenses que estuvieron no pudieron hacer mucho. No se aprobó nada importante. El mundo seguirá su rumbo y todo seguirá igual. Inundaciones y sequías por estos lares sin que tengamos vela en el entierro. Un poco injusto, pero ni modo, apechugamos.

Nosotros tampoco nos portamos demasiado bien: la gente se hartó de tamales, comió chancho hasta por las orejas y seguirá haciéndolo unos 8 días más. Tomó ron, guaro y birras, o sea no paró para nadas las emisiones de gases a la atmósfera, estuvimos a puro CO2 y a metano.

La gente siguió con la comilona de manzanas y de uvas, nadie se pasó a frutas del trópico, ni mangos, ni nances, ni naranjas, ni mandarinas. Siguieron consumiendo frutas importadas, con todo y su mochila ecológica.

Debo confesar que me sorprendió el mensaje del Gobierno diciendo que un éxito del 2019 fue pagar los aguinaldos, o sea…ahora el cumplir con una obligación es un logro del Gobierno.

No recuerdo un diciembre tan seco como este que hemos vivido. Normalmente llovía, pero ahora nada de nada, o sea aquí en La Mina estaremos sin agua en marzo y abril, así que desde ahora pido disculpas por no lavar ropa ni bañarme muy seguido.

Con un sentimiento encontrado leí que se exportará carne´e chancho a China. Encontrado porque por un lado me dio felicidad que se puedan exportar más productos y de tristeza porque se pondrá más cara y lo pagarán los que comen tamales y chicharrones.

Yo esperaba que el precio del marchamo bajara, pero me salió más caro que el año pasado, y lo peor es que pedí en la Agencia que me recalcularan el valor para reclamar y me fue peor: la carta decía que el precio del carro había subido. Sentí como si hubiera un pacto entre la Tributación y la Agencia.

En realidad, todo lo anterior para decir: Feliz Navidad.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, promedio: 3,11 de 5)
Cargando…

COMPARTIR:

Revise también

Internet de las Cosas

Todo es Internet de las cosas, pero no todo es lo mismo

Por Alexander Rojas El amplio uso del término IoT (Internet de las cosas) tiende a …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!