Alemania: los partidos de gobierno se desploman en las elecciones del estado de Hesse

Angela Merkel

WIESBADEN, 28 oct 2018 (Uypress) – Hoy los dos grandes partidos alemanes, la CDU y el SPD, sufrieron una derrota en las elecciones en el Estado federado de Hesse, el quinto más rico del país. Los Verdes doblaron su fuerza y se convierten en un grupo indispensable para formar gobierno en la región.
La ultraderecha logra entrar en el último Parlamento regional que le quedaba por conquistar. La derrota en Hesse cuestiona la estabilidad de la coalición de gobierno a nivel federal, publica El País de Madrid.

La debacle electoral de la CDU en Hesse, que ha perdido 10 puntos con respecto a las últimas elecciones hasta el 28% de los votos, supone también un nuevo golpe a la imagen del debilitado Gobierno de gran coalición de Berlín y pone automáticamente en duda los planes de Angela Merkel de buscar su reelección como jefa de la CDU en el congreso del partido democratacristiano que tendrá lugar el próximo mes de diciembre.

Los electores de Hesse también le dieron la espalda al partido socialdemócrata alemán, que obtuvo un 20% de los votos, su peor resultado en la historia electoral de posguerra del Estado y 10,9 puntos menos que hace cinco años.

El batacazo que ha sufrido el SPD puede poner en marcha una discusión interna sobre el liderazgo de la actual presidenta del partido, Andrea Nahles. Peor aún, desencadenar un nuevo impulso para abandonar el Gobierno de gran coalición, una decisión que dejaría a Merkel al frente de un Ejecutivo minoritario o teniendo que enfrentarse a elecciones anticipadas.

Los grandes triunfadores de la jornada electoral, al igual que ocurrió hace dos semanas en Baviera, volvieron a ser Los Verdes que, con un 20% de los votos, se convirtieron en una fuerza política indispensable para formar un nuevo Gobierno en el Estado, un hecho que confirma un fenómeno que ha cobrado fuerza en la última década.

Los Verdes se han convertido en un partido del establishment que garantiza estabilidad política y también coherencia en temas tan conflictivos como la inmigración frente al populismo de la ultraderecha.

El ultraderechista Alternativa para Alemania entró con un 13% de los votos por primera vez en el Parlamento regional. La extrema derecha gana 8,7 puntos respecto a 2013 y entra, así, en la última de las 16 Cámaras regionales que le quedaba por conquistar en Alemania.

El partido Liberal y La Izquierda también lograron superar la barrera del 5% necesario para tener representación en la Cámara, gracias a un 7,7% y un 6,7%, respectivamente. Con ese nivel de representación ambos partidos pueden convertirse en posibles socios minoritarios en diferentes alianzas tripartitas.


Relacionado:
Compartir:

Comentar en Facebook

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.