AirPods Max de Apple: excelentes prestaciones a un precio elevado

Por Andrej Sokolow (dpa)

AirPods Max de Apple
Los Airpods Max ofrecen la totalidad de sus funciones solamente acoplados a un iPhone o un iPad. Foto: Apple Inc./dpa

Casi 600 euros, aproximadamente 730 dólares, es mucho dinero para un par de auriculares. Fuera del nicho de los audiófilos, casi no hay fabricantes que fijen tales precios. Apple, sin embargo, se tiene la confianza suficiente como para entrar en el mercado de los auriculares inalámbricos de diadema con precios de gran altura.

De los auriculares blancos que han conquistado los oídos de muchos usuarios de iPhone en los últimos cuatro años, los AirPods Max solo han tomado prestado su nombre. El Max no se introduce en los oídos, sino que sus dos grandes cascos de aluminio se colocan sobre las orejas.

En cuanto a las prestaciones, este nuevo modelo de mayores dimensiones es el más parecido a los AirPods Pro, y cuenta con cancelación de ruido, un modo de transparencia que permite escuchar el ruido ambiental y audio 3D para películas.

Como todos los AirPods, los auriculares Max están vinculados a la cuenta del usuario, lo que los hace perfectos para usarlos con todos los dispositivos de Apple vía Bluetooth.

Pese a estas similitudes, la empresa hace hincapié en que durante el desarrollo se rediseñaron y optimizaron todas las piezas que componen un auricular.

Los dos cascos, por ejemplo, fueron fabricados a partir de una única pieza de aluminio, al igual que la carcasa de los MacBooks. Por un lado, se supone que el material debe proporcionar estabilidad y durabilidad adicionales. Por el otro, la cubierta protege contra el ruido ambiental. Las almohadillas son reemplazables y se ajustan mediante un mecanismo magnético.

La diadema tiene un aspecto muy particular: en lugar del habitual acolchado de cuero de la gama alta, Apple optó por una pieza de acero inoxidable cubierta por un tejido de malla que distribuye la presión en la cabeza de manera uniforme y, según la compañía, es lo suficientemente robusto como para durar muchos años.

Para los controles, Apple se inspiró en su Apple Watch: hay un botón y una rueda de navegación. Con el botón se puede cambiar entre el modo de cancelación de ruido y el de transparencia. Girando la “corona digital”, que es ligeramente más grande que la Digital Crown del Apple Watch, se controla el volumen. Al mismo tiempo, funciona como el botón central de todos los auriculares de Apple: puede pasar de una canción a otra o retroceder una atrás, detiene y reanuda la reproducción, acepta llamadas y activa Siri.

La rueda giratoria, ubicada en la parte superior del auricular derecho, resulta ser un método de funcionamiento agradablemente intuitivo, especialmente para ajustar el volumen. El dedo índice encuentra su camino hacia la rueda, así como hacia el interruptor de transparencia adyacente, como por arte de magia.

El sonido es proporcionado por altavoces equipados con transductores de diseño propio con cuatro centímetros de diámetro y dos anillos magnéticos de neodimio que reproducen la música sin distorsión, incluso a alto volumen.

Hasta ahora se puede decir que se trata de auriculares dotados con una tecnología acústica de lo más clásica. Pero Apple va un paso más allá y ofrece lo que la compañía llama “audio computacional”, sonido calculado por una computadora. Al igual que los AirPods, los Max de diadema llevan un chip H1 con diez núcleos de procesamiento a cada lado.

Cada casco tiene tres micrófonos en el exterior y uno en el interior. Este último analiza la señal que generan los auriculares y ajusta las frecuencias en función de cómo se fijan los auriculares a los oídos del usuario o de si este lleva, por ejemplo, gafas o piercings. Los micrófonos en el exterior miden el ruido ambiental para ajustar la supresión de ruido a través de ondas de fase inversa que son calculadas constantemente.

El sonido de los AirPods Max es detallado, claro y preciso. Se pueden escuchar los matices de cada instrumento en todos los géneros musicales. Estrictamente hablando, Apple ya ha ofrecido auriculares de diadema a través de su compañía Beats. Sin embargo, los AirPods Max no tienen nada en común con el sonido grave de los Beats.

En combinación con el chip H1, los auriculares pueden producir un sonido espacial como en el cine. Los algoritmos de Apple pueden trabajar actualmente con pistas de audio 5.1 y 7.1 (cinco o siete canales más subwoofer), así como con el más moderno Dolby Atmos. Apple se beneficia claramente del hecho de que los auriculares y el dispositivo de reproducción provienen de una sola fuente.

Los sensores de movimiento garantizan que los sonidos se mantengan en la posición correcta con respecto a la pantalla, incluso cuando se gira la cabeza. Hasta ahora, esta función solo está disponible en combinación con iPhone y iPad.

Para que el audio computacional funcione, el respectivo dispositivo tiene que tener instalado el nuevo iOS 14.3. A pesar de la compleja tecnología, Apple promete para el Max una duración de la batería de 20 horas y solo cinco minutos de tiempo de carga para una hora y media de reproducción.

Con sus carcasas de aluminio y la diadema de acero inoxidable, los AirPods Max son más pesados que muchos de los modelos de la competencia: alrededor de 385 gramos. En comparación, el modelo superior H95 de Bang & Olufsen, por ejemplo, pesa 323 gramos, mientras que el Bose 700 solo llega a 250 gramos.

La funda Smart Case incluida en la caja de los AirPods Max solo protege los cascos del Max, no su diadema. Al guardar los auriculares en la funda, estos no se apagan, sino que entran en un modo de bajo consumo para conservar la vida útil de la batería.

Al sacarlos de la funda, este modo cambia automáticamente y los auriculares vuelven a funcionar tan pronto como el usuario se los coloca.

Apple ha adaptado los colores disponibles para el Max a la actual paleta de colores de los iPhones y iPads: plateado, gris, verde, azul y rosa. Como alternativa a Bluetooth, no hay un conector clásico tipo jack, sino solo un conector Lightning como en el iPhone.

Apple ofrece opcionalmente un adaptador de Lightning a jack, por ejemplo, para conectarse en un avión. Además de la funda Smart Case, el único complemento de los AirPods Max es un cable de carga Lightning.

dpa


Revise también

Donald Trump

Trump emite indultos el último día en el cargo

Por Voz de América El presidente saliente de Estados Unidos, Donald Trump, otorgó indultos a …

Comentar en Cambio Político

¡NO sigas este enlace o serás bloqueado en este sitio!
Este sitio usa cookies. Leer las políticas de privacidad.