¡A votar en las municipales!

…¿Y usted qué opina?

Fernando Berrocal

Es cierto que, en nuestro país, todas las encuestas y la realidad reflejan un hartazgo generalizado de la ciudadanía con la política de los últimos tiempos.

Pero también lo es que las elecciones son esenciales a la vida en libertad y en democracia y que, en donde mejor y más directamente se experimenta la participación política y las relaciones de la ciudadanía con el poder y el gobierno, es a nivel cantonal y en los Municipios. Ese es el micro mundo territorial en donde más debemos influir con nuestra decisión responsable de votar y elegir a nuestros alcaldes y al Consejo Municipal, en los 82 cantones.

La independencia y el fortalecimiento del régimen municipal, es uno de los grandes avances de la democracia costarricense. Ello ha generado una necesaria descentralización y un mejoramiento de las condiciones de vida en todo el territorio nacional. La clave determinante fue establecer la independencia municipal y pasar el impuesto territorial a las municipalidades. Así se descentralizó al país y se les otorgó recursos a los gobiernos cantonales.

En un país como Costa Rica, acostumbrados históricamente a un sistema presidencialista y centralizado en San José, descentralizar, fortalecer e independizar económicamente a las Municipalidades, no fue un proceso ajeno a controversias y dificultades. Pero así se hizo en las últimas tres décadas y ello significo un cambio cualitativo positivo en la ecuación del poder político.

El balance de este enorme esfuerzo es mucho más positivo que negativo y hoy las tesis municipalistas han conquistado la vida democrática nacional. Es desde esas estructuras de base en los 82 cantones, hacia el nivel regional y nacional, sumando intereses y acciones comunes municipales, como se debe construir un mucho mejor y descentralizado desarrollo económico y social en todo el territorio nacional. Esa es la ecuación política y democrática más correcta.

Hay que salir a votar el domingo 2 de febrero y hay que hacerlo por lo que consideremos nuestra mejor opción y alternativa cantonal. Hacerlo es cumplir con un deber ciudadano y significa votar y optar por nosotros mismos y por nuestras familias, porque en la medida en que participemos en este proceso electoral, en esa misma medida tendremos el pleno derecho de exigir calidad y eficiencia en los fundamentales servicios municipales que son financiados con los impuestos territoriales que todos pagamos por nuestros bienes y los aforos sobre los comercios y actividades empresariales y profesionales. Son nuestros impuestos. Es nuestra calidad de vida familiar lo que está en juego.

Votemos a conciencia. Hagámoslo con responsabilidad y seriedad. Decidamos el voto después de analizar a fondo las opciones políticas y los candidatos para alcaldes, regidores y síndicos municipales. No dejemos de votar. No le fallemos a nuestro cantón, a nuestros vecinos y a nuestra familia. No le fallemos al país.

¡Este domingo 2 de febrero salgamos a votar! Ese es nuestro deber ciudadano. Llevemos a los mejores hombres y mujeres a las 82 municipalidades del país.

Calificación: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Ninguna calificación todavía)
Cargando…
Comentar en Facebook

Relacionado:

Revise también

Other News

El virus de la extrema derecha

David Torres* Resulta extraña, por no decir otra cosa, la unanimidad de los medios al …

Comentar en Cambio Político

Do NOT follow this link or you will be banned from the site!