Yo sólo sé que no se nada

Alejandro González

Alejandro González Jiménez
agonzalezj41@hotmail.com

En los cursos básicos de filosofía se destaca la conocida frase de Sócrates, filósofo de la Grecia Clásica: “yo sólo sé que no se nada”. ¡Cuán razón tenía este filósofo griego en aquella época, y cuánta razón tiene, dos mil quinientos años después, por su vigencia y su fuerza. Esta semana se da una prueba más de ello. El lunes se produce un hecho, quizás muy particular, si se quiere insólito, en que una Viceministra, quien tenía a cargo la cartera o el viceministerio de Juventud, creado por Ley hace diez años, aparece en una noticia de un periódico matutino denunciada por un hecho de acoso. Hasta ahí parecía que, si bien el asunto podía ser tratado en las esferas del gobierno, no tendría un gran impacto o, al menos, podría ser un golpe político atenuado. Hay que recordar que cuando una acción, aun siendo de índole privada para la persona que ocupa un cargo político, se hace pública genera un efecto político del cual no hay escapatoria.

Sin embargo, el hecho en cuestión se complementa con un video que aquí no se entra a calificar, puesto que cada quien está en su derecho de expresar lo que considere oportuno desde sus convicciones personales; ese video es subido en el canal youtube y compartido en la red social Facebook, generando un problema con muchas aristas y repercusiones, no tanto por el video mismo sino por sus efectos. La red social Facebook y las otras que existen en el ciberespacio nos recuerda aquella obra de teatro de Samuel Rovinski “Las fisgonas de Paso Ancho”, en este sentido una persona x opina acerca de x tema en esa red, otra persona y lo lee y lo comparte con otros u otros, agregándole su apreciación persona y así por el estilo, con ese hecho empieza a producirse una bola de nieve, de grandes dimensiones, no tanto en el cara a cara en donde la dinámica es más lenta y se circunscribe a un espacio reducido; gráficamente sería como ver a una persona que comenta algo en una barbería o en una pulpería, una persona escucha y reproduce el mensaje a otra persona, un taxista por ejemplo, éste lo comenta con un pasajero y éste llega a su lugar de trabajo, allí hace referencia al tema, y así sucesivamente; esto funciona como la técnica del teléfono roto porque el mensaje en el camino se va distorsionando. En las redes sociales ocurre algo similar pero con más actores, ya no como en la obra de Rovinski en donde el escenario es un barrio, Paso Ancho, de una limitada cantidad de pobladores, no así en las redes sociales en donde los usuarios pueden ser quizás hasta de varios millones.

En esa lógica de las redes sociales se trató el asunto en cuestión, la decisión que toma el gobierno de la República es censurada por unos y avalada por otros, lo cierto del caso que unos y otros contribuyen a divulgar el asunto; una forma muy simple es que al externar un criterio de apoyo se hace con todos los amigos, muchos de ellos quizás no conocían del asunto y se enteran; con este comportamiento más bien se contribuye a hacer más grande el problema en lugar de minimizarlo; en fin las redes sociales como herramienta de la comunicación se convierte en un arma de doble filo, pues como puede ayudar a generar apoyos, igual puede producir el efecto contrario.

Hay otros temas conexos, que por su importancia, no deben dejar de mencionarse en este hecho:

El apoyo que debe brindarse a la ex Viceministra de Juventud, como persona. Hay que recordar que detrás de cada rostro, de cada acción humana hay una persona y este principio debe ser fundamental tenerlo en cuenta, por lo que la solidaridad y apoyo deben ser claros y contundentes. Detrás de esta persona hay una familia a la que se le debe guardar respeto y consideración, además de ayudarla para que pueda superar esta prueba; se debe pedir al Altísimo que les brinde sabiduría, prudencia y mesura para que se levanten de este bache y continúen su camino en el transitar de esta Tierra. Si hubo errores en estos actos, estos deben ser perdonados. Jesucristo pide perdonar hasta setenta veces siete.

Un segundo aspecto primordial es reiterar el derecho a la imagen y a la intimidad que tienen las personas; estas no deben ser violentadas bajo ningún concepto; de otro modo, la privacidad de una pareja debe quedarse allí en lo más entrañable de la intimidad; de esas cuatro paredes no puede salir ni una gota de sudor.

Esa violación a la intimidad se produce en el momento en que el video mencionado es compartido por los cibernautas en el canal youtube, pues se trae a la escena pública una situación privada en donde un integrante de esa pareja comparte algo con un tercero. Ahora, curiosamente en este caso concreto es posible que el compartir el video en las redes sociales potencia una violación al derecho de imagen y la intimidad, por una razón quizás hasta simple: si ese tercero envía un mensaje a una cuarta persona el asunto se genera con puntos suspensivos, por ello todos en esta lección de vida deben contribuir a recobrar ese derecho de imagen e intimidad para que no vuelva a ocurrir por ningún medio de comunicación existente, ni con la ex Viceministra ni con nadie, sea mujer u hombre, sea persona adulta mayor, joven o persona menor de edad, sea afrodescendiente, persona indígena o blanca, ingeniera, abogada o agricultora, no importa su cualidad, lo que debiera ser determinante para preservar la buena salud de la sociedad, y los medios de comunicación deben contribuir de manera especial a lograrlo, porque la violación al derecho de imagen y al imagen se han producido en otros momentos.

Un tercer aspecto en este caso es el ámbito político. Al tratarse de una figura pública el asunto toma otro matiz. Si bien algunos censuran a la Presidenta por considerar que actuó precipitadamente en el caso, es básico investigar los entretelones de la decisión, pues pasaron varias horas después de conocerse el asunto; debiera, entonces, abonarse a la Presidenta de la República no referirse al tema, actuando con prudencia; hay que recordar que ella también es mujer y las mujeres deben tener claro este punto. A través del Ministro de Cultura y Juventud se explica las razones de la destitución, las mismas no serán abordadas aquí; quizás con los días y en un momento de más tranquilidad, cuando las aguas estén serenas, pueden ser entendidas en su dimensión. Si es importante llamar la atención para que no se compare esta con otras decisiones, incluso no censurar a un Ministro por otro acto, como ocurrió con el Ministro Leonardo Garnier, sobre quien hace poco tiempo Alberto Cañas, columnista connotado señaló que, en un principio estaba de acuerdo con su destitución, para manifestar posteriormente que ya no, brindando las razones por las cuales modificaba su criterio. En fin, de nuevo las autoridades de gobierno sopesan lo que más conviene para ellos, a su engranaje y al país, decisión que puede ser compartida o no, y hasta controversial; desgraciadamente en estas situaciones optar por una u otra solución siempre se pierde. En el caso concreto podría llamarle la atención y proteger a la Viceministra, ya que la decisión tomada tiene consecuencias graves en las circunstancias planteadas el lunes en la tarde; esto no se dice en horas de la mañana que es el momento cuando sale la noticia del acoso en el periódico La Teja; ya en la tarde mucha agua había pasado bajo el puente; ahora bien si se decidía la destitución ello iba a traer consecuencias de desgaste, censura y demás situaciones, tal y como ocurrió, por lo que en la balanza la Presidenta de la República definió este último camino, el tiempo dirá si tuvo razón; como se dice: para verdades el tiempo.

En definitiva, el hecho ocurrido es sumamente doloroso, de ello no queda la menor duda, pero es claro que el tiempo transcurre y es él que se encarga de curar las heridas; por lo pronto es mejor dejar esto aquí.

El Lechero

EVALÚA ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.