Una mirada a los 144 años de nuestro querido cantón Puriscal

Enrique Montoya

Enrique Montoya Morales

Ee la montaña, los pies descalzos, el barro, la carreta y el caballo a la era cibernética. Si pudiéramos devolvernos y tomar una fotografía del Puriscal de hace 144 años, podríamos hacer una valoración de la transformación que a lo largo de estos años ha sufrido nuestro cantón.

La época de la economía de sobrevivencia: Al principio nuestro cantón se desenvolvió en una economía de sobrevivencia, basada en la agricultura de granos básicos (frijoles, maíz, arroz) y algunos animales domésticos, que permitía a las familias de ese entonces sobrevivir, quien allá tenido oportunidad de leer el ensayo “Mi mujer y mi Monte” de George Vidal de 1928, tendrá un escenario más claro del pasado.

La época de la economía de impulso: esta estuvo basada en la agricultura con cultivos de exportación como el café, el tabaco y el ganado. Ambas economías tanto la de subsistencia como la de impulso, propiciaron una de las deforestaciones más devastadoras, en detrimento de nuestros recursos naturales, a tal punto que los habitantes iniciaron un éxodo hacia otros lugares del país, entonces se generalizaron dos conceptos que se han mantenido a lo largo del tiempo “Puriscal Tierra de Hombres Valientes” y “Vienen de Todos Lugares y También de Puriscal”.

La época de servicios: con la economía de impulso se inicia poco a poco la apertura de caminos, escuelas, servicio eléctrico, agua potable, colegios, así se dio paso a una nueva era en el cantón de Puriscal, elevando la calidad de vida de los habitantes e iniciándose una serie de oportunidades para los jóvenes de ese entonces que empezaron a cambiar las labores agrícolas por el estudio.

La época de la tecnología: después de los años 80 del siglo pasado surge la revolución tecnológica, que es aprovechada por los jóvenes de ese entonces y en lugar de hombres valientes que habían surgido en nuestro cantón y que se dispersaron en todo el país, surge un semillero de profesionales en todas las áreas que se desplazan no solo en el país sino a nivel internacional. Reafirmándose una vez más la expresión “Vienen de todos lugares y también de Puriscal”, así mismo se da un fenómeno importante iniciándose el proceso de la recuperación de los recursos naturales.

Próximas generaciones: para las próximas generaciones tenemos dos retos trascendentales, que nos corresponde impulsar a quienes actualmente tenemos el privilegio de habitar esta hermosa tierra.

Primer Reto: plantear un nuevo proyecto de cantón de cara al futuro, que defina claramente la ruta de trabajo que sea viable y pragmático, y sobre todo se enfoque a conservar y fortalecer nuestros recursos naturales para mejorar la calidad de vida de todos los puriscaleños. Este nuevo proyecto debe contemplar cinco ejes fundamentales: – modernización del gobierno local, – un nuevo desarrollo económico, – un nuevo desarrollo social, – mejoramiento e impulso de una nueva infraestructura de obra pública – conservación y fortalecimiento de nuestros recursos naturales.

Segundo Reto: Conformar un equipo de trabajo comprometido, con el nuevo proyecto de cantón, visualizando el porvenir de las próximas generaciones.

Amigas y amigos puriscaleños, somos una familia que si nos proponemos todos juntos construiremos un cantón mejor para todos.

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.