Spotify vs. Apple Music: diferencias y similitudes

QORE

Spotify vs. Apple Music: diferencias y similitudes

Actualmente, la música digital parece ser una parte vital en la cotidianidad de una gran cantidad de personas. De esta manera, el consumo de música resulta elemental para el bolsillo de estos usuarios, particularmente con los populares servicios de streaming que hoy gobiernan la industria. Es así que este texto pretende ayudar al consumidor a tomar una de las decisiones más importantes en la era digital actual: ¿Spotify o Apple Music?

Si estás tomando en cuenta a Apple Music —el cual no es un servicio gratuito—, significa que con esta decisión estás poniendo tu dinero en juego. Es así que este artículo se dividirá en categorías que ayuden al usuario a tomar su decisión: similitudes, diferencias, ventajas y desventajas de ambos servicios. Al final, lo que se busca es que el usuario defina cuál de los dos —o los dos— servicios se ajusta más a sus necesidades personales.

Similitudes

De manera elemental, Spotify y Apple Music son bastante similares: ambos cuentan con amplias bibliotecas de música, artistas populares, listas de reproducción personalizadas, aplicaciones multi dispositivos e integración con redes sociales. Incluso el precio de ambos servicios es exactamente el mismo:

Suscripción individual – $5.99 USD al mes.
Suscripción familiar (para 6 personas) – $8.99 USD al mes.

Diferencias

Esto es quizá lo más importante de este texto, pues pienso que la diferencia más elemental es de carácter ideológico: la masividad vs. el elitismo, la diferenciación vs. la discriminación. En este caso no me refiero al término discriminación como trato desigual o negación de derechos humanos, sino a discriminar como “seleccionar excluyendo”. De este modo, supongo que no hace falta mencionar cuál es cuál. La principal diferencia entre ambas podría ser la versión gratuita, pues Spotify permite a los usuarios disfrutar de su servicio de manera gratuita, con anuncios y funciones limitadas, pero gratuito a fin de cuentas. Apple, por su parte, no cuenta con servicio gratuito, aunque ofrece tres meses “gratuitos” de prueba.

Spotify utiliza algoritmos e inteligencia artificial para armar las listas de reproducción personalizadas mientras que Apple Music utiliza “inteligencia humana”, así como se escucha: Apple utiliza personas especializadas en selecciones musicales para armar tus listas de reproducción. Por obvias razones, las listas personalizadas de Apple Music son más intuitivas, más cálidas y más acertadas que las de Spotify.

La biblioteca musical es otra diferencia que no está definida exactamente. Spotify dice que tiene “más de 30 millones” de títulos. Apple Music, por su parte, cuenta con alrededor de 40 millones de títulos. Es verdad que Apple tiene más títulos (no muchos), pero, también es verdad que Apple cuenta con contratos de exclusividad con determinados artistas.

La integración de música adquirida por otros medios también es muy diferente en ambos servicios. Apple ofrece sincronización automática con cualquier canción que hayas comprado en la iTunes Store u obtenido de un disco físico, la cuales aparecen en el mismo catálogo que la música de streaming de Apple Music. Spotify, en cambio, ofrece sincronización con la música local, pero en una pestaña separada del resto de su biblioteca.

Ahora bien, entramos al terreno más controversial: la compatibilidad. Spotify es prácticamente “neutro” en cuestiones de plataformas, pues su negocio es prácticamente el streaming. Apple cuenta con sus propios sistemas operativos y sus dispositivos móviles diseñados en casa, esta es una gran limitante. Aunque es verdad que Apple Music está disponible en Android, esta app no está optimizada de la misma manera que lo está en el iOS. No es un secreto para nadie que la experiencia de Apple Music resulta mejor en un dispositivo fabricado por Apple.

La creación de playlists en Spotify es mucho más amigable y compartible. Es decir, con Spotify puedes armar listas colaborativas y pedir a tus amigos, conocidos, usuarios de la web en general que añadan canciones a tus listas o tú puedes agregar piezas en las listas “ajenas”. Apple, en cambio, no permite este intercambio colaborativo y aquellas personas que no cuentan con una cuenta de Apple Music no pueden acceder a las listas. En Spotify no importa si eres usario “premium” o “gratuito”, de igual modo puedes acceder y escuchar la lista.

La última de las diferencias a exponer es la cantidad de usuarios: Spotify llegó recientemente a 140 millones de usuarios contra los 27 millones de Apple Music.

Ventajas

Las ventajas que ofrece Spotify son su amplio catálogo musical, su enorme compatibilidad con diferentes dispositivos y plataformas (iOS, Android, Chromecast, PC, Mac, wearables, PlayStation, Roku, etc.), la facilidad para compartir y armar listas con tus contactos y por último su apertura: cuenta con una versión gratuita y otra de paga, si te quedas sin servicio Premium puedes seguir disfrutando de algunas funciones.

Apple Music también ofrece buenas ventajas: cuentas con una gran inteligencia (y talento) musical, en cuestión de recomendaciones, el catálogo es bastante amplio, es fácil de utilizar y ofrece integración inmediata con canciones adquiridas u obtenidas a través de un CD físico.

Desventajas

La principal desventaja de Spotify es su sistema de recomendaciones de nuevas canciones, el cual no es malo, pero definitivamente no es tan bueno como el de Apple Music.

En cambio, la principal desventaja de Apple Music es su falta de compatibilidad con distintos dispositivos (sobre todo aquellos ajenos a su marca). Otra desventaja, discutible como siempre, es su “exclusividad”, la falta de una versión “gratuita”, ¿no habrá manera de hacer que los usuarios “paguen” de otra manera que no sea con efectivo? Tal vez —solo tal vez— la principal desventaja de Apple Music sea sus políticas elitistas.

Conclusión

Al final, el que elige eres tú, no existe tal cosa como “la mejor opción”, eso siempre es decisión del usuario y cada quién conoce sus necesidades, sus prioridades, etc. Con esto quiero decir que ningún servicio es mejor que el otro, cada uno está pensado para públicos “diferentes”, aunque en el fondo son bastante similares, no dudo que incluso haya más de alguno que utilice ambos servicios. Las diferencias son mínimas, lo que en verdad nos están vendiendo son formas diferentes de comprender la realidad. Quizás la verdadera pregunta sea: ¿con cuál te identificas más?.

Guiño final

Spotify: Música para todos.
Apple Music: La música no se detiene … (pero tu suscripción sí).

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.