Pinceladas sobre la Masonería

Por Carlos Vilchez Navamuel

Pinceladas sobre la Masonería

Constantemente vemos por las redes comentarios de seguidores de las conspiraciones y los grupos que dominan al mundo, la mayoría de ellos muy a menudo confunden y asocian a sectas como los Iluminatis a la Masonería o Francmasonería. ¿Qué tan cierto es esto? ¿Está la Masonería conspirando en el mundo desde que se formó legalmente? ¿Cuál es su origen?

De acuerdo al sitio Logia Descartes “El origen histórico demostrado y más aceptado sitúa a la Masonería en el siglo XIII, procediendo de los gremios de constructores medievales de catedrales”. Pero sabemos que algunos afirman que su verdadero origen está en el viejo Egipto.

La misma fuente nos dice que su historia se divide en 3 grandes periodos a saber:

1º. La Masonería Operativa. Los ingleses llamaban free-stone-masón al albañil que se ocupaba de la piedra de adorno para diferenciarlo del rough-masón que trabajaba la piedra bruta. Es la primera mención histórica que derivaría en el término Francmasón (Freemason) y acabaría por designar a los seguidores de la Masonería. Los albañiles constructores de grandes catedrales llegaban al sitio de la obra, a menudo de diferentes países y de diferentes lugares del país. Lo primero que edificaban era la Logia, taller donde iban a vivir durante años, guardar las herramientas, formar a sus aprendices, transmitir sus instrucciones y sus técnicas gremiales en un ambiente cerrado a las personas que no habían sido admitidas tras pasar por una ceremonia de iniciación en la que debían jurar fidelidad para que esos conocimientos no salieran del circulo de la construcción. Logias eran escuelas profesionales y técnicas donde se enseñaba cálculo, geometría, física, a leer los planos, etc., cuando la mayoría de la gente era analfabeta”.

2º. Los Masones Aceptados. Abarca el siglo XVII y principios del XVIII. Es un periodo de transición en el que las sociedades masónicas fueron admitiendo miembros honoríficos, llamados “accepted masons”, cuyas profesiones eran diferentes a las propias de la construcción. La exclusividad que suponía el control gremial fue decreciendo con el tiempo por y la formación de nuevos albañiles fue trasladándose a otras instituciones menos cerradas. La decadencia de las técnicas de cantería mediante el ensamblaje de piedras y la generalización de otras técnicas de construcción más sencillas, supuso la paulatina desaparición de las logias de cantería, Así, algunas logias fueron aceptando a miembros profanos hasta ver a todos sus miembros sustituidos por masones desvinculados de la actividad constructiva.

3º. La Masonería Especulativa. La fecha que se considera de inicio de la masonería especulativa, ya que el 24 de junio 1717 es cuando en Londres se formó la Gran Logia de Inglaterra para compactar cuatro logias de miembros exclusivamente profanos. Para dotarse de un cuerpo de derecho encargaron inmediatamente la redacción de unas constituciones a dos pastores protestantes: James Anderson y Teófilo Desaguliers. En 1723 fue publicada la primera edición de lo que será conocido como las Constituciones de Anderson, y se convirtió en la carta magna de la masonería universal hasta nuestros días.

En el escrito de este sitio se explica además que “Este documento es el eslabón simbólico entre la masonería operativa de los antiguos albañiles y canteros y la masonería especulativa que ahora pasaría a ser talleres de arquitectura interior de las personas. Es el documento más relevante de la Masonería, ya que ordena, organiza, estructura y reglamenta la Masonería. Se compone de cuatro partes: 1) Historia de la Masonería o del arte de construir. 2) Las obligaciones de un Francmasón. 3) Los Reglamentos Generales. 4) Cuatro cantos masónicos con sus músicas”. “La finalidad de la Masonería ya no es construir templos, sino edificar el templo del amor y de la fraternidad universal a la gloria del Gran Arquitecto del Universo. Su concepto religioso era muy amplio y vago para dar cabida a fieles de todos los credos. Los masones se reconocían como hermanos y defendían la igualdad de todos los miembros. Por medio de la tolerancia, la fraternidad y la libertad intentaban acotar los desmanes de su época, protagonizados por los fanatismos y guerras de religión”.

El secreto que existe en la masonería y la forma de identificarse entre los masones ha sido tema de mucha especulación, método que sirvió en diferentes conflictos como en la revolución francesa que de manera secreta la fraguaron para no ser identificados, también fueron masones la mayoría de los fundadores de los EEUU, en América Latina nos encontramos con famosos personajes de la historia como Simón Bolívar o José de San Martin, también se ha afirmado que los profanos ANGELO RONCALLI y GIOVANI MONTINI habían sido elevados el mismo día para ser iniciados en los Augustos Misterios de la Francmasonería. Y en Costa Rica, el padre Francisco Cipriano Calvo (1820-1890) es conocido por ser el fundador de la primera logia masónica regular.

Conocemos algo de la Masonería no solo a través de la lectura de libros y documentales en televisión, sino también porque quién esto escribe estuvo relacionado en forma indirecta con la masonería, mi padre; Manuel Vilchez Ferreto (qepd) fue Masón activo durante más de 40 años, con él nuestra familia participó en más de una ceremonia en el edificio de la Logia de Costa Rica que está situado en la avenida central, así a través de los años conocimos algunos aspectos de la masonería por boca de él y de muchos de sus “hermanos” nunca vimos nada extraño ni que nos hiciera pensar en conspiraciones y ritos satánicos, para muchos como mi padre, la masonería fue una especie de universidad para crecer interiormente, en la masonería encontró una manera para ser mejor persona, el concepto de pulir la piedra a través del esfuerzo personal en él se hizo realidad, llegó a ser Venerable y Gran Maestro de la Gran Logia de Costa Rica y obtuvo el grado 33, máximo grado que se puede alcanzar.

Tal y como señalamos al inicio de este breve comentario, algunas personas han asociado la masonería con otras sociedades secretas como la de los Illuminatis ¿Acaso podemos decir que la secta Illuminati es lo mismo que la masonería? ¿Cuál es el fundamento que se tiene para hacer tales aseveraciones? Una cosa es que algunos individuos hayan pertenecido a las dos sociedades secretas y otra muy distinta sus objetivos. En este enlace podrán ver las diferencias entre estas sociedades.

De la Masonería, de los Illuminatis, de la Iglesia Católica, del Vaticano, de los gobiernos, de los gremios y sindicatos se puede decir muchas cosas, estas instituciones como tal la conforman hombres con todos sus defectos y virtudes, no todos utilizan lo que saben para el bien de sus semejantes o de la sociedad, algunos harán lo que sea necesario para su propio beneficio, llámense curas, papas, masones, médicos o ingenieros.

Fuente: http://wp.me/p2elI2-1Zj

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.