Oscar Arias responsable del déficit fiscal

Ágora

Guido Mora

Guido Mora

Ante el impacto del déficit fiscal en la vida política y económica de Costa Rica, me vi en la obligación de documentarme y de volver a escribir sobre este tema.

Respecto del déficit fiscal considero que es necesario, no sólo reflexionar sobre qué de lo que se dice no es cierto, sino también tratar de saber en qué consiste, de dónde surgió y quiénes son los responsables de este serio problema que aqueja las finanzas públicas.

¿Qué es el déficit fiscal?

Según definición encontrada en la red, “El déficit fiscal es la diferencia negativa entre los ingresos y los egresos públicos en un cierto plazo determinado. El concepto abarca tanto al Sector Público consolidado, como al Sector Público no financiero y al Gobierno Central. Se trata del resultado negativo de las cuentas del Estado. Cuando los gastos estatales superan a los ingresos, se produce el déficit.

El déficit fiscal, por lo tanto, aparece cuando los ingresos recaudados por impuestos y otras vías no alcanzan para cubrir aquellas obligaciones de pago que han sido comprometidas en el presupuesto. La Contabilidad Nacional se encarga de medir el déficit, apelando a diversas cuentas para poder representar con números la actividad económica de manera sistemática.

Es importante señalar que cuando un país gasta más de lo que ingresa se dice que tiene un déficit fiscal, si gasta lo mismo que ingresa, un presupuesto equilibrado y si gasta menos que lo que entra en sus arcas, tiene un superávit” .

El problema que actualmente sufre el Estado costarricense es precisamente un déficit fiscal, en donde los egresos superan con creces los ingresos que recibe la hacienda pública.

Esta situación provoca, por una parte, la imposibilidad del Estado de atender los requerimientos que plantean los ciudadanos y por otra, inhibe a la Administración de la capacidad de ejecutar proyectos, que se orientan al cumplimiento de sus programas de campaña y sus planes de gobierno.

El déficit fiscal en Costa Rica ha sido recurrente. Según publicación de El Financiero del 12 de agosto de 2015, a lo largo de los últimos 25 años, este problema ha condicionado, en mayor o menor medida, el quehacer de las Administraciones que se desempeñaron durante ese período.

Deficit fiscal

Fuente: El Financiero, 12 de agosto de 2015

Años atrás, Eduardo Méndez Quesada y Rodolfo Durán Víquez en su publicación ORIENTACIÓN DISCRECIONAL Y CÍCLICA DE LA POLÍTICA FISCAL EN COSTA RICA, con fecha mayo de 1995 , habían demostrado el comportamiento cíclico del déficit fiscal costarricense, que depende exclusivamente del manejo de la hacienda pública que hagan las diferentes Administraciones.

En el siguiente cuadro, publicado por los autores antes mencionados, se muestra la evolución del déficit fiscal costarricense en el período comprendido entre 1986 y 1994.

Oscar Arias responsable del déficit fiscal

1. Un signo positivo indica déficit mientras que un signo negativo indica superávit.
2 Se excluyen de los gastos el pago de intereses,
n.d. No disponible.
Fuente: Sección Finanzas Públicas y Mercado de Capitales. BCCR.

Ante la problemática que constituía la existencia del desbalance de las finanzas públicas, cada Administración asumió una seria de medidas destinadas a la reducción de la brecha existente entre los ingresos y los egresos de la hacienda pública.

En un cuadro incluido por los autores mencionados, se recoge de manera esquemática, el problema que se suscitaba en cada momento y las medidas que se ejecutaron para enfrentar el problema fiscal, así como un recuento de las acciones tomadas para incrementar los ingresos públicos.

Incluyo para efectos informativos, el cuadro antes mencionado:

Deficit

En términos generales, la acción de las Administraciones que se enfrentaron al problema del déficit fiscal se circunscribe, en el área de los egresos, a contener el gasto público, a renegociar los intereses de la deuda y a reducir la planilla estatal. En el campo de los ingresos, se negociaron y aprobaron impuestos que permitieron incrementar los ingresos a la Hacienda Pública.

De aquí que es importante comprender que las iniciativas para equilibrar las finanzas deben contemplar no sólo acciones en la contención del gasto, sino también gestiones que procuren el incremento de los ingresos. Medidas que en ambos extremos son indispensables para lograr el equilibrio financiero.

Entre 1994 y 2006, se observa la presencia del déficit fiscal en las finanzas costarricenses, sin que el desbalance en las finanzas públicas constituyera un peligro que atentara directamente con el desarrollo nacional. A partir del año 2003, se recuperan las finanzas públicas y se nota una leve mejoría de la situación fiscal, hasta llegar a un superávit de 0.6% del PIB, coincidente con el crecimiento de la economía en un 7% del PIB .

Oscar Arias responsable del déficit fiscal

Figura 1. Resultado financiero del sector público global (1983-2012)-Porcentaje respecto del Producto Interno Bruto. Fuente: Julio Cesar Espinoza Rodríguez y Marco Vinicio Valerio Berrocal.

En este gráfico, tomado de la publicación citada, se nos muestra la evolución del déficit fiscal entre 1983 y 2011.

Como se muestra, hasta el año de 2006, la Administración Pacheco de la Espriella manejó los recursos públicos cuidando no incurrir en excesos de gasto, e incluso se le acusó de no realizar inversión pública, lo cual condujo a que se obtuviera un superávit del 0,6% del PIB.

Cabe destacar que no todos los déficits fiscales son indeseables. Dependiendo del uso de los egresos, si éstos se destinan a inversiones, pueden considerarse como déficits fiscales manejables y convenientes, pues no se orientan a gasto corriente, sino a la inversión.

¿Quién es el responsable del déficit fiscal en Costa Rica?

La segunda Administración de Oscar Arias Sánchez se inicia en el año 2006.

Con el surgimiento de la crisis económica mundial en el año 2008, la Administración Arias Sánchez decide impulsar el “Plan escudo fiscal”, un conjunto de acciones que pretenden atenuar el impacto de la crisis económica mundial en la economía costarricense.

Tal como lo reconoce el mismo Rodrigo Arias, Ministro de la Presidencia durante esa Administración: “la crisis significó la caída de los ingresos de más del 40% durante los años 2007 y 2008… para amortiguar el golpe de la crisis económica internacional, se impulsó el Plan escudo fiscal, que generó un “encadenamiento sin control” en el empleo público”.

La medida que ejecutaron durante la Administración Arias Sánchez consiste en “aplicar a los empleados públicos la política del percentil 50 entre el 2007 y el 2010, que consistió en equiparar los salarios de los profesionales del Gobierno Central con el percentil 50 de los salarios del Sector Público Autónomo no Financiero. Además, instituciones del resto del Sector Público decidieron a su vez aumentar el salario de sus empleados para mantener la brecha con respecto a los salarios de los funcionarios del Gobierno Central” .

Las medidas económicas aplicadas por la Administración Arias Sánchez, en vez de destinar recursos a acciones que generaran gastos puntuales o inversión pública, tal como construir infraestructura o vivienda, se orientaron al incremento de los salarios del sector público, generando una vorágine de gasto sin precedentes.

Es así que, “aun cuando los ingresos fiscales del Gobierno central se contraían en 2 puntos porcentuales del PIB a raíz de la crisis económica, la Administración Arias disparó el gasto público del 15,7% del PIB en el 2007 al 19,8% en el 2010… ¿En qué se fue todo ese gasto? ¿En proteger a los pobres de los efectos de la crisis? No es así. En el 2007 el número de hogares pobres representaba un 16,7% del total, pero para el 2010 dicha cifra había aumentado al 21,3%. La misma Cepal señaló que “Costa Rica se destaca como el único país, entre aquellos para los que se cuenta con información, en que los indicadores de pobreza y de indigencia tuvieron un deterioro visible en 2009, cuando aumentaron 2,5 y 1,4 puntos, respectivamente”. De tal forma, Costa Rica fue el país latinoamericano que más aumentó el gasto público a raíz de la crisis y, al mismo tiempo, es el que vio aumentar la pobreza de manera más significativa. No solo eso, el mismo informe indica que al año siguiente América Latina había vuelto a los niveles de pobreza previos a la crisis. Lo mismo no se puede decir de Costa Rica .

De manera irresponsable, las medidas tomadas conducen a que de un superávit del 0,6% existente en el año 2006, al término de la Administración Arias se entregara la Hacienda Pública con un déficit del 5.3% del PIB.

Lo más grave aún, reitero, es que el incremento del gasto, por encima de los ingresos fiscales no se invirtió en infraestructura, ni en reducción de la pobreza, ni en acciones que favorecieran a la mayoría de los costarricenses. Simple y llanamente, el incremento del gasto público, que creó e impactó desmesuradamente el crecimiento del déficit fiscal se derrochó en burocracia.

Durante la segunda Administración Arias Sánchez el número de empleados públicos aumentó un 20%…, de cada 4 empleos creados en el país, 3 fueron en el sector público. Y no solo creció la burocracia, sino que también hubo una “maratón” de aumentos salariales en todo el aparato estatal. He ahí las razones por las cuales Costa Rica se encuentra hoy en una situación fiscal tan precaria… En esta segunda Administración de Oscar Arias, la frase que el expresidente nos regaló en el 2005 durante la campaña presidencial: “Si a mí me dieran una pulpería para administrarla, lo más seguro es que la quiebro”, resultó profética.

Las repercusiones que estas medidas tuvieron en las finanzas públicas, fueron adversas en todos los niveles, valga señalar el impacto negativo y sin precedentes que tuvieron en la Caja Costarricense de Seguro Social, en que se debilita la institución líder de la solidaridad social costarricense. El Presidente Ejecutivo Eduardo Doryan conduce a la institución por el camino de la irresponsabilidad, en que “según una auditoría de la Organización Panamericana de la Salud … la planilla de la CCSS creció en casi un 30% y, aun así, durante ese período disminuyeron la cantidad de cirugías, consultas e internamientos hospitalarios. Al explicar las razones del aumento insostenible en su planilla, el Departamento de Contaduría de CCSS señaló que fue la institución la que “generó el empleo creado a la fuerza por el Plan Escudo impulsado por la administración Arias” . Hay quienes incluso señalan que las medidas ejecutadas por la Administración Arias Sánchez en la Caja Costarricense de Seguro Social, tenían el claro objetivo de debilitar y perjudicar, en búsqueda de segundas intenciones, a la seguridad social costarricense.

Como resultado de la aplicación de estas medidas, en el Gobierno Central el salario promedio creció entre 2008 y el 2010, un 50%.
Como era de suponer, el Plan Escudo Fiscal representó un aumento en el gasto público dentro del rubro de salarios, mientras los ingresos no tenían el mismo comportamiento, pues la actividad económica no levantó a niveles capaces de catapultar el ingreso total del Gobierno.

Tal como analizamos en otro de nuestros artículos, los salarios públicos llegaron a constituirse en el 31,3% del gasto público, esto es, o es decir una tercera parte de las obligaciones fiscales.

Esta es la realidad que se topa la Administración Chinchilla Miranda que en el año 2010 encuentra al inicio de su mandato, que el problema del déficit fiscal se ha convertido en inmanejable. La Presidenta Chinchilla procura impulsar un paquete de medidas fiscales para resolver el problema del desbalance en la Hacienda Pública, pero la politiquería irresponsable, impulsada por los partidos políticos de oposición al Gobierno liberacionista, evitó la aprobación de impuestos que permitieran contribuir al equilibro de las finanzas públicas.

En el ámbito de la especulación, es posible que el rompimiento de relaciones que se suscitara entre Laura Chinchilla y Oscar Arias, al inicio de la Administración Chinchilla Miranda, estuviera provocado por el estado de las finanzas públicas, del que posiblemente Laura Chinchilla no contara con toda la información necesaria y disponible.

La Administración Solís Rivera

La Administración Solís Rivera se topa con un déficit fiscal escandaloso, casi sólo comparable con el que enfrentará el Gobierno en 1994.

Según expone Helio Fallas, para el año 2104, “los ingresos apenas cubren un 57,0% de los gastos totales, por eso surge el problema fiscal, a pesar de los esfuerzos realizados por el Gobierno para racionalizarlos” .

Según esta misma publicación, desde al año 2010, más del 50% del financiamiento del Presupuesto Nacional, es sufragado con deuda, mediante dineros provenientes de bonos colocados a nivel nacional e internacional.

El siguiente gráfico, incluido en la publicación antes mencionada, muestra lo comentado:

Oscar Arias responsable del déficit fiscal

Tal como mencionamos en el artículo: El déficit fiscal y las falacias de Otto Guevara, La Nación y Canal 7, publicado en Cambio Político, la reducción de los ingresos y la inflexibilidad del gasto, han causado un colapso en las finanzas públicas, que resulta impostergable atender.

La alerta no es sólo local, también ha llegado desde el exterior cuando agencias privadas alertan sobre la situación precaria de las finanzas públicas. Es así como “En setiembre de 2014, la firma calificadora de riesgo Moody’s bajó su calificación sobre Costa Rica y la retiró de la lista de los países que contaban por lo menos con grado de inversión; Fitch Ratings, decidió cambiar, a principios de este año, la perspectiva sobre el riesgo costarricense y pasarlo de estable a negativo; el Fondo Monetario Internacional apuntó (en su informe sobre las condiciones económicas) los riesgos de ese faltante fiscal y señaló la necesidad de hacer ajustes importantes o una reforma en ese campo; más recientemente el Banco J. P. Morgan sumó otra opinión desfavorable al considerar que la economía local enfrenta el riesgo de quedarse sin un ajuste fiscal que mejore sus condiciones .

Consideraciones finales

Espero haber contribuido a explicar los alcances de la problemática del déficit fiscal, de manera que entendamos de qué es lo que estamos hablando.

Es claro que la responsabilidad de generación de este problema recae en las medidas económicas impulsadas en la Administración Arias Sánchez y la actitud irresponsable en el manejo de las finanzas públicas, que impactaron al Gobierno Central en general y en particular a instituciones imprescindibles para el sostenimiento del Estado Social de Derecho, como es la Caja Costarricense de Seguro Social.

El déficit fiscal, desde esta perspectiva, no es un problema “de generación espontánea”, hay responsables y culpables de que esta situación se esté presentando en las finanzas del Estado costarricense.

Atender el problema es impostergable. Si esta Administración no frena y reduce el déficit fiscal, sufriremos todos los costarricenses y en particular, sufrirán los más pobres de nuestra sociedad, ante el indispensable recorte de transferencias que deberá hacer el Gobierno, por ausencia de recursos públicos.

El Presidente Solís, debe actuar con agilidad e inteligencia, con el fin de concitar las voluntades de diversos actores económicos: partidos políticos, sindicatos, Sector Público y Sector Privado, grupos de interés y de presión, para escoger y aplicar cuanto antes, las medidas que urge el país, para sanear las finanzas públicas.

El recorte del gasto por parte del Gobierno Central, es sólo una medida, una señal de buena fe, por parte de la Administración, que refleja la voluntad política del Gobierno para atacar el problema del déficit fiscal.

Sin embargo, no es con discursos o poses demagógicas, frases vacías u ocurrencias relacionadas con el llamado al recorte del gasto, como se resuelve el problema.

Lamentablemente y aunque no nos guste, se deben incrementar los ingresos de la Hacienda Pública, con el fin de acarrear recursos frescos a las finanzas estatales; esta acción pasa por la inevitable aprobación y aplicación de nuevos impuestos.

Pero además y de manera urgente, hay que señalar a los políticos y los funcionarios públicos que, por omisión o por interés, luchan contra la actualización de los instrumentos fiscales destinados a atacar le evasión y la elusión fiscal, que según datos de El Financiero, para el año de 2012, alcanzó el 7,5% del PIB .

Estas sin embargo, forman parte de un menú de opciones, a las cuales nos referiremos en una próxima ocasión.

EVALUE ESTA COLUMNA
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (18 votos, promedio: 4,61 de 5)
Cargando…

Notas:

http://definicion.de/deficit-fiscal/
– MENDEZ Quesada, Eduardo y Rodolfo Durán Víquez, ORIENTACIÓN DISCRECIONAL Y CÍCLICA DE LA POLÍTICA FISCAL EN COSTA, DIVISIÓN ECONÓMICA DEPARTAMENTO DE INVESTIGACIONES ECONÓMICA, BANCO CENTRAL DE COSTA RICA, mayo de 2015.
– Espinoza Rodríguez, Julio Cesar y Marco Vinicio Valerio Berrocal, Sostenibilidad fiscal en Costa Rica, 1991-2013: Una aproximación a través del Método Montecarlo Fiscal, Economía y sociedad, Vol 19, junio 2014, http://www.revistas.una.ac.cr/index.php/economia/article/view/6047/6205
– http://www.crhoy.com/rodrigo-arias-admite-que-favorecimiento-del-empleo-publico-en-gobierno-arista-genero-encadenamiento-sin-control/
– Loría, Miguel y Carlos Umaña, Costa Rica: empleo y política salarial del sector público, Academia de Centro América, pág, 12.
– Véase Cómo Oscar Arias casi quiebra a Costa Rica, en http://bit.ly/1NxlOfP
– HIDALGO, Juan Carlos, Cómo Óscar Arias casi quiebra a Costa Rica, en La Nación, 2 de noviembre de 2011, véase http://bit.ly/1NxlOfP
– Ibid,
– Véase el documental elaborado por investigadores de la Universidad de Costa Rica, intitulado La Caja de Pandora, en donde se explica el debilitamiento de la Caja Costarricense de Seguro Social, como una estrategia neoliberal, para debilitar la seguridad social costarricense. Puede encontrar el documental completo aquí.
– Véase El déficit fiscal y las falacias de Otto Guevara, La Nación y Canal 7, en http://cambiopolitico.com/el-deficit-fiscal-y-las-falacias-de-otto-guevara-la-nacion-y-canal-7/66551/
– El Presupuesto Nacional, Ministerio de Hacienda, Dirección General de Presupuesto Nacional, 2014.
– PORRAS M, Hernán, COSTA RICA: Pago de salarios e intereses de la deuda son el lastre del déficit fiscal, en http://bit.ly/1PBl48w
http://www.elfinancierocr.com/finanzas/incumplimiento_tributario-IGV-ISR-Ministerio_de_Hacienda-Edna_Camacho-Alan_Saborio_0_515348489.html

El Ágora era el centro de la actividad política, administrativa, comercial y social de la antigua Atenas

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.