Monólogos con Pelé: ¡Ni valores, ni principios!

Lina Barrantes

Lina Barrantes Castegnaro

Hace exactamente un año, la Alianza por Costa Rica tomó el directorio de la Asamblea Legislativa. En muchos círculos, el éxito de la Alianza fue visto con simpatía, no solo por la figura que llevaba a la Presidencia del Directorio (un hombre joven, alejado del modelo del politiquillo, que parecía serio –y lo fue- que parecía sincero –y sigue pareciéndolo-, sino por que además, del otro lado, del lado de Liberación Nacional, la arrogancia con la que la fracción oficial pretendió por varias horas apropiarse de una victoria que obviamente no había tenido, era tan repulsiva, que no podíamos ver menos que con simpatía el triunfo de Juan Carlos Mendoza. Muchos liberacionistas evocamos la figura ofendida de don Pepe ante un Liberación planteando un fraude descarado.

Hoy, cuando esa Alianza por Costa Rica se enfrentaba a la segunda parte de lo pactado, y se esperaba la presidencia para el Movimiento Libertario, las cosas cambiaron. Tal vez por que la figura del candidato del ML no tenía ni de lejos el perfil de Mendoza, tal vez por que Liberación no ha tenido tiempo de actuar con arrogancia. Lo cierto del caso, es que esa candidatura se cayó, y la Alianza por Costa Rica se quebró.

En ese momento, empezaron a llover denuncias escandalosas en contra del PASE (Partido Accesibilidad sin Exclusión: que se manifiesta en contra de los derechos de los homosexuales, en contra del estado laico y en contra de la Fertilización in Vitro), denuncias que incluso lo vinculan con el narcotráfico.

Liberación Nacional, en una jugada maestra, digna de un político extremadamente hábil, realizó una negociación con el PASE, en la cual le deja al PASE, el Directorio de la Asamblea, pero acuerda varias cosas básicas con ellos (como el control de la Comisión de Hacendarios y el compromiso de votar en el plenario lo que se acuerde en esa comisión).

Ahora, ¿este tipo de alianzas (la del año pasado y la de este) contribuyen con la salud democrática del país? Algo me dice que no.

El primer año de la Administración Chinchilla, Liberación Nacional ganó el Directorio en una alianza con el Movimiento Libertario. A cambio de sus votos el primero de mayo, le dió puestos en las Juntas Directivas de Instituciones Autónomas (que aún siguen ahí) se rumora que le refinanció deudas en el sistema bancario nacional, y no sé que otras cosas mas que no sabemos, por que el pacto nunca fue dado a conocer en su integridad. Puestos tan claves, como el asiento que históricamente ha representado al mismo Partido Liberación Nacional en el Banco Hipotecario de la Vivienda, en este gobierno Liberacionista, lo tiene el Movimiento Libertario. ¿Será que la Administración Chinchilla coincide en sus políticas sociales con el Movimiento Libertario?

El segundo año la alianza se fue entre Accesibilidad sin Exclusión, el Movimiento Libertario, la Unidad Social Cristiana, el Frente Amplio y el Acción Ciudadana. ¿Qué tenían estos 5 partidos en común? Únicamente que querían poder! Teníamos ahí al Partido cuya bandera es la honestidad en la función pública revuelto con los dos partidos mas corruptos. Teníamos ahí a los partidos de derecha casi radical, y al partido más de izquierda de nuestro espectro político. ¿Qué mas sino poder?

Este año Liberación establece una alianza con el PASE, la propuesta es notablemente mejor que la del primer año: ya el gobierno no tiene ni Juntas Directivas, ni Embajadas que ofrecer. Gracias a eso, y al cambio de cabeza en la Jefatura de Fracción, consiguió una negociación muchísimo mas equilibrada.

Entendemos que todas esas alianzas son alianzas coyunturales, que no son éticas, ni ideológicas, pero la pregunta continúa siendo la misma: ¿son sanas para la salud democrática del país?

Sea cual sea el resultado de hoy primero de mayo, creo que los costarricenses tenemos la obligación de hacernos esa pregunta.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (7 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading ... Loading ...

Beagle

Pelé es un perro beagle, mi perro. El escucha pacientemente las reflexiones que de vez en cuando decido poner en blanco y negro. Por eso en agradecimiento a su complicidad, he decidido poner este nombre a la columna.

Comentar en Facebook

comentarios

Una respuesta a Monólogos con Pelé: ¡Ni valores, ni principios!

  1. Luis Fernando Diaz 02-05-2012 en 7:09 am

    Felicidades por un buen artículo Lina.
    Hay alianzas que lo que dejan es verguenza.
    LF

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.