Monólogos con Pelé: El ruinoso estado del Teatro Melico Salazar

Lina Barrantes

Lina Barrantes C.

Hace dos años dejé la dirección del Teatro Melico Salazar. Durante los años que estuve al frente de la institución, terminamos la construcción interrumpida por 5 o 6 años del edificio del Taller Nacional de Danza (Conservatorio El Barco), re -convertimos plazas para tener personal fundamental para el Teatro: un asistente en el departamento legal, y un informático; inauguramos el Teatro de la Aduana (no merito mío sino del Ministerio, pero con nuestro apoyo); abrimos el Café Raventós (solo el Estado se puede dar el lujo de tener cerrado y usar como deposito de botellas para reciclar la esquina mas transitada de San José); iniciamos con una primera étapa la modernización del sistema eléctrico del Teatro (con un millón de dolares), y dejamos en caja para la segunda parte, con todas las aprobaciones de la Contraloría para una segunda parte, 300 millones de colones. El Teatro tenía aproximadamente 300 espectáculos al año, con lo cual, habíamos cumplido la promesa que lleva su nombre: Teatro Popular Melico Salazar.

Durante estos dos años, por respeto a mis sucesores, no he formulado críticas. Durante mas de un año, incluso dejé de ir al Melico, para no incomodar a nadie. Sin embargo, días atrás me llamó un amigo por teléfono diciéndome: “que es ese estado de abandono en el que se encuentra el Melico Salazar?” y su llamada me obliga a interrumpir ese silencio auto impuesto.

Como es obvio para cualquier transeúnte, el Café Raventós, inaugurado hace dos años y algunos meses está hoy de nuevo cerrado.

Como es obvio para cualquier transeúnte nocturno de la ciudad, casi todas las noches el Melico Salazar tiene sus puertas cerradas al público, ya pasaron las épocas de las filas en la calle para entrar a ver espectáculos todas las noches. Ya casi no hay espectáculos.

El presupuesto de programas del Melico, como PROARTES, se ha visto disminuido a casi la mitad de lo que fue en la administración pasada. Además, las dudas sobre la administración de sus fondos se ciernen en el medio artístico nacional.

La segunda parte de la renovación de la instalación eléctrica del Teatro, nunca se contrató. ¿Y el dinero? Se habrá ido para el gigantesco superávit que tiene el Ministerio de Cultura, por no tener la capacidad de gastar su presupuesto (salvo el que pueden gastar en consultorías o viajes), y que los obligó a mentirle al Ministerio de Planificación y publicar una ejecución presupuestaria falsa.

Pero además de todo eso, el Teatro está en un estado ruinoso. Dos años atrás, se colocó en la puerta principal una estructura metálica original del Raventós, que se supone sostiene unas láminas que se convierten en techo para que el público no se moje. En estos dos años, esas láminas no se han colocado. Invito al lector al pasar por la Avenida Segunda, a volver a ver la fachada sucia por el smog, con la madera visiblemente dañada, y con unas estructuras metálicas en la puerta principal, que no sostienen nada.

La dirección del Melico acaba de cambiar. La nueva directora asumió funciones recientemente. La prensa no ha dado cuenta del cambio. La prensa no pidió cuentas de la administración de dos años que tiene el Teatro en un estado ruinoso. Por ahí en una notita perdida se mencionó el nombre de la nueva directora. Personalmente no lo recuerdo, pero deseo que bajo su liderazgo, ese teatro que es un programa tan lindo, y que para mi es tan querido, logre distanciarse de la mala gestión del Ministerio de Cultura, y retome su ritmo. El ritmo al que sus funcionarios trabajan, cuando los dejan, el ritmo al que Costa Rica lo merece.

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (9 votos, promedio: 4,56 de 5)
Loading ... Loading ...

Beagle

Pele es un perro beagle, mi perro. El escucha pacientemente las reflexiones que de vez en cuando decido poner en blanco y negro. Por eso en agradecimiento a su complicidad, he decidido poner su nombre a la columna.

Comentar en Facebook

comentarios

4 respuestas a Monólogos con Pelé: El ruinoso estado del Teatro Melico Salazar

  1. Jocelyn 15-05-2012 en 11:38 am

    Es muy lamentable que cuando cambia una dirección muchas veces se dejan caer las instituciones. En especial este declive da tristeza tratándose de una institución que ampara otras como la Compañía Nacional de Teatro y la Compañía Nacional de Danza, el Taller Nacional de Teatro y el Taller Nacional de Danza… todo opacado…todo caído… todo sin la brillantez de hace un par de años. Pero a pocos importa y es muy triste que los artistas no reclamen por lo que se les ha dejado perder…
    Se escuchan quejas y reclamos… pero de ahí no pasan. Si los interesados no luchan por sus cosas entonces las autoridades no se ven obligados a nada y en especial en rendir cuentas.

    Responder
  2. Fernando Amador chanto 18-05-2012 en 2:23 pm

    Me parece muy bien el comentario hecho y ruego porque se extienda por todos lados para que alguien que pueda influir y salvarnos de este abandono reaccione y luche por reavivar esta joya del pueblo. a nosotros los que estamos dentro de aquí no nos escuchan ni nos toman en cuenta

    Responder
  3. Fernando Amador chanto 18-05-2012 en 2:25 pm

    PD. Gracias Doña Lina por ese comentario y que sea el inicio del despertar del Melico. Saludos!!!!!

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.