¿Es justo lo acontecido con Orozco?

Luis Alvarez

Luis Alejandro Álvarez M.
Abogado

La sociedad moderna, en general, ha tenido grandes avances en materia de Derechos Humanos, garantizando a sus ciudadanos el respeto y libre ejercicio de éstos, mediante mecanismos de hecho o de derecho. Las que se consideran más avanzadas han legislado garantizando el libre ejercicio de éstos.

Nuestra Constitución Política en su artículo 33 garantiza la igualdad, que los ciudadanos no serán objeto de discriminación, y la Sala Constitucional ha sido muy clara en la interpretación que se da a dicha norma, pues garantiza que ésta no sea letra muerta, que sea eficaz.

El 31 de mayo el diputado Orozco fue nombrado Presidente de la Comisión de Derechos Humanos en el Congreso. A él como ciudadano, e incluso en el ejercicio de su función, le asiste el derecho de pensar como le plazca, de tener su propio criterio en relación a temas controversiales en la sociedad moderna, como lo es la fecundación en vitro, y los derechos de las parejas del mismo sexo, entre otros. Las manifestaciones del diputado Orozco no son compartidas por muchos ciudadanos.

Voces se han alzado en protesta por dicho nombramiento, situación palpable en las redes sociales, donde enfocan su inconformidad, ira, enojo y frustración hacia el diputado Orozco.

Estas voces, dejan de lado cómo y por qué, el señor Orozco ha llegado a ocupar la presidencia de tan importante comisión, él pertenece a una Fracción unipersonal en el Congreso: No se autonombró.

De ahí que los ciudadanos debemos preguntarnos:

¿Cómo llega Orozco a presidir la Comisión de Derechos Humanos? Sin tener que hacer un gran esfuerzo es obvio concluir que el Partido Liberación Nacional es el que ha ungido a Orozco como Presidente de dicha comisión, producto del acuerdo PLN/PASE.

¿Quién se beneficia con ello? El PLN y el Ejecutivo, que en su rendición de cuentas del primero de mayo anterior no hizo una sola mención sobre materia de Derechos Humanos, son los beneficiados con dicho nombramiento. Así podrán ocultar su desidia en esta materia. Noten los lectores el cómplice silencio de los precandidatos y autoridades del PLN.

¿Es Orozco un agente distractor? La respuesta es obvia. Todas las protestas y disconformidades se enfilan hacia el señor Orozco, quien al fin y al cabo no es responsable de haber llegado al cargo que ocupa. Nadie señala a los verdaderos responsables (PLN/Ejecutivo), quienes deberían estar dando cuentas a la ciudadanía.

No es justo lo que acontece con el diputado Orozco, respondiendo el título de esta nota, pues Costa Rica, nación que ha levantado en muchas ocasiones la voz en foros internacionales en materia de Derechos Humanos, no merece que iniciando la segunda década del siglo XXI se le mancille su nombre y su reputación por meros fines politiqueros y estrategias que al fin y al cabo se dictan desde Zapote, o Rohrmoser, ajenas al sentimiento mayoritario de la sociedad.

EVALÚE ESTE ARTÍCULO
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (10 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Comentar en Facebook

comentarios

2 respuestas a ¿Es justo lo acontecido con Orozco?

  1. Gustavo Naranjo 25-06-2012 en 11:18 am

    De acuerdo con todo su planteamiento. Pero dn. Justo también pudo haber dicho que no acepataba el nombramiento. El no culpable por su pensamiento, sino prestarse a ese juego del PLN y servirles de mascarón de proa. Y lo más triste es que, al final, el perjudicado va a ser él, porque conociendo la forma de hacer política de Liberación, lo más probable es que querían desaparecer a su partido del congreso para el 2014, para que hubiera una voz menos con quién tener que negociar.

    Responder
  2. Ricardo Fariña 25-06-2012 en 6:35 pm

    Indudablemente la alta dirigencia del Gobierno es la responsable de este atropello a la comunidad, lo que es indignante además, es que una persona tan poco capaz, cerrada y anacrónica en sus pensamientos, pueda llegar a ser legislador de Costa Rica y ni hablar de que pueda dirigir esa Comisión. Molesta el silencio indolente de la Sra. Chinchilla al no dar la cara, ni su voz, ante los reclamos del pueblo que la eligió y que hoy le está pidiendo respuestas. Justo Orozco fue el “tonto útil” eso está más que claro, ya fue expuesto ante las cámaras de tv y micrófonos de radio, donde quedó claramente establecida su falta de capacidad, criterio, sentido común y su ineptitud, pero eso no lo justifica, no justifica su anquilosada ideología religiosa, absurda a ojos vista, bufón del país, dentro y fuera de las fronteras, hizo el ridículo y quedará en la historia de Costa Rica como otro de los lamentables errores de este Gobierno. Yo pregunto una y otra vez, qué tiene que pasar para que la Sra. Chinchilla, nuestra presidente, mandataria elegida democráticamente por un pueblo que creyó en ella, despierte, reaccione, ponga la cara y no caiga en el facilismo de esconderse en Zapote o tras las faldas del clero. Tan fácil sería que con un poco de hidalguía le hiciera frente a los errores cometidos y tratase al menos de enmendar un poco su gestión a fin de hacer algo coherente en lo poco menos de dos años que le quedan de gestión.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.