Desde La Mina: …Que pase el PASE

Mauricio Castro Salazar
mauricio.castro@costarricense.cr

Dicen que ayer fue un punto de inflexión en la curva política nacional. Para algunos fue un cambio hacia lo negativo y para otros un cambio hacia lo positivo.

En mi casa en La Mina, en Santa Ana, he seguido con atención el quiebre de la Alianza y el pase del PASE a la Presidencia de la Asamblea Legislativa.

He leído las críticas de los que creen que es un cambio hacia lo negativo: que están vinculados al narcotráfico, que es un retroceso, que es parte de la corrupción imperante (que dicho sea de paso los costarricenses y las costarricenses tristemente ven a todos los políticos y políticas sin distingo de color de la bandera inmersos en ella…), que es la vuelta de Liberación al poder, que es el descalabro y más….

Y yo digo: ¿Será que el PASE perdió su honorabilidad y buen nombre cuando dejó su alianza con la Alianza y sobre todo con el PAC, que es el partido que Dios escogió para que los sin pecado militaran, o para los que querían que sus pecados fueran perdonados?¿O es que los votos del PASE solo servía para elegir y nunca para ser electos?¿Es qué de verdad creen que la Alianza conducía la Asamblea Legislativa extraordinariamente bien?

También he leído los comentarios de los que creen que es un cambio positivo: no han dicho mucho, pero de lo poco que han dicho se concluye que será más fácil conversar y coordinar acciones entre el Poder Ejecutivo y el Poder Legislativo.

Pero soltando la imaginación agrego “lo que pienso que pensaron los que negociaron” la llegada del PASE:
“…si no tengo la Presidencia de la Asamblea Legislativa…negocio por manejar la Comisión de Hacendarios…” (que es la que maneja el presupuesto nacional –la plata– y por lo tanto facilita la operación y buena marcha del Gobierno).

“Y si no tengo la Presidencia yo o uno de los míos… que no la tengan ellos…”—pienso que pensaron.

Lo que no me gustó, pero tampoco me extrañó, son los pactos excluyentes que se hicieron con un partido que paradójicamente promueve la accesibilidad sin exclusión…Para los cristianos las exclusiones pactadas son su razón de ser, para los del PASE una inconsecuencia y para los de Liberación Nacional —otrora un Partido Social Demócrata— una demostración más que la ideología no es siempre los más importante…algo que lamentablemente ya se ha vuelto práctica común.

La actividad de ayer no me sorprendió en lo absoluto. La elección del Presidente y del Directorio fue un vivo ejemplo de aquel viejo refrán popular que las abuelitas nos decían cuando teníamos que disputar algo con los que tenían más fuerza que uno: “…más vale maña que fuerza…”

Los discursos y comentarios tanto de los diputados y diputadas y de los y las comentaristas sobre lo la elección del Directorio de la Asamblea Legislativa y sobre la labor del Gobierno tampoco me sorprendieron, eran los esperables. Pero lo que no me deja de sorprender es el odio virulento y ciego de algunos amigos y de algunas amigas dirigentes —LEÁSE CLARO: DE ALGUNOS Y DE ALGUNAS— que algún día fueron marxistas-leninistas hacia todo lo que tenga que ver con Liberación Nacional. Cuando el PLN está en el poder se obnubilan, única explicación para entender las barbaridades que dicen…. Y me pregunto: ¿se obnubilan porque el material genético caldero-comunista y anti-figuerista todavía corroe sus venas? ¿O se obnubilan porque Liberación al matarles sus sueños juveniles —y de algunos apenas sueños infantiles— les causó tal frustración que no han podido superarla tantos años después?

Por ahora no veo cambios positivos ni negativos en el Poder Legislativo, solo un reacomodo de fuerzas, la esperanza de una mejor coordinación entre poderes y la puerta abierta para que pase el PASE…

Evalúe esta columna
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (6 votos, promedio: 4,33 de 5)
Loading...Loading...

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.