Declaración “Movimiento por el derecho a la luz”

MOVIMIENTO POR EL DERECHO A LA LUZ

LAS COOPERATIVAS DE ELECTRIFICACIÓN RURAL, LA RECTORÍA DE LA UNIVERSIDAD DE COSTA RICA Y EL FRENTE INTERNO DE TRABAJADORES DEL ICE, CONSTITUIMOS UN MOVIMIENTO PARA LA DEFENSA DEL MODELO ELÉCTRICO NACIONAL

Resulta evidente e indiscutible que el Estado Social de Derecho que ha prevalecido y se ha fortalecido en Costa Rica desde la década de los años cincuenta, propició una institucionalidad que hizo posible el grado de desarrollo que distingue a Costa Rica de la mayoría de los países del sub-continente latinoamericano.

El Estado Social de Derecho, comprometido con el desarrollo del país y de todos sus habitantes, generó instrumentos de naturaleza política, económica, jurídica, administrativa y social, que sustentaron el surgimiento de un bienestar que ha favorecido a todos los sectores de la sociedad costarricense, en procura de una razonable y justa distribución de la riqueza nacional.

Ello es congruente con el mandato constitucional inserto en los artículos 50 y 74, los cuales obligan al Estado a procurar el mayor bienestar de todos los habitantes del país, organizando y estimulando la producción y el más adecuado reparto de la riqueza, en el marco del principio cristiano de justicia social y procurando una política permanente de Solidaridad Nacional.

La electricidad ha sido, sin duda, un factor determinante para mejorar el nivel de vida de nuestra población y ha sido, asimismo, un elemento que ha potenciado la economía nacional.

El acceso a la electricidad en Costa Rica se ha enmarcado bajo régimen de servicio público, lo que ha permitido fortalecer, entre otros, los valores de la solidaridad y la universalidad, conquistas éstas que deben ser conservadas, dado que han permitido alcanzar una cobertura eléctrica muy cercana al ciento por ciento del territorio nacional.

No existen razones de peso para arriesgarse a propiciar un cambio del modelo y mucho menos para aventurarse en experimentos sustentados en dogmas y no en realidades. Nadie puede negar que el modelo de servicio público adoptado por Costa Rica hace más de medio siglo funcionó en el pasado, funciona en el presente y funcionará en el futuro.

Es insensato desechar un modelo que ha sido exitoso. Un análisis de lo acontecido en América Latina en el campo del servicio eléctrico deja ver claramente que Costa Rica ocupa los primeros lugares en porcentaje de cobertura y en precio accesible, tanto en el sector residencial, como en el comercial e industrial. Todo lo cual se ha logrado sin perjuicio de los sectores sociales menos favorecidos, los cuales tienen acceso a la electricidad, considerada por los costarricenses como un elemento esencial en la vida de la población.

Los siguientes son logros que sustentan lo expresado en esta declaración:

1. Universalidad: El ICE, institución responsable de satisfacer la demanda eléctrica nacional, actuando en conjunto con las Cooperativas de Electrificación Rural y las Empresas Municipales de Servicios Públicos, ha logrado llevar exitosamente la electricidad a todas las localidades del país. Así lo demuestra una cobertura real superior al 99.3%, la mayor en la América Latina y a la altura de la de los países desarrollados, como es el caso de los Estados Unidos y la mayoría de países europeos.

2. Generación eléctrica a partir de fuentes renovables que supera el 90% del total de la demanda nacional, lo que ubica al nuestro como el cuarto país del mundo en producción de energía limpia, obtenida a partir de fuentes renovables.

3. Este modelo nacional ha demostrado ser el mejor en términos de calidad, continuidad y costo, en comparación con lo que ocurre en los países donde opera el libre mercado.

No cabe duda de que cualquier intento de introducir cambios sustantivos al modelo exitoso que ha prevalecido en Costa Rica desde la década de los cincuenta, implica, entre otros cambios indeseables, los siguientes:

• Pasar de un esquema solidario de servicio al costo a otro donde lo que priva es el lucro del sector privado.

• Invertir el esquema exitoso de generación actual, mayoritariamente público, dando paso a otro donde la mayor parte del mercado de la generación quedaría en manos del sector privado.

• Cambiar el concepto de la electricidad como un servicio con contenido social y solidario (ejemplificado por la electrificación rural) por otro donde se le considera una simple mercancía sujeta y dominada por la oferta y la demanda.

• Poner en riesgo el suministro eléctrico nacional, abriendo un espacio para la posible manipulación de nuestro pequeño mercado por parte de grandes y poderosas empresas internacionales, ya que la escasez provoca un aumento de los precios y, desde luego, de las ganancias.

• Debilitar seriamente, desde el punto de vista financiero, a las distribuidoras eléctricas incluido el grupo ICE, porque se propiciaría la pérdida de sus mayores clientes o altos consumidores, lo cual las obligaría a buscar compensaciones a través de un aumento de tarifas al resto de los abonados.

• Incrementar, como consecuencia del cambio en el modelo, los costos del sistema debido al respaldo eléctrico que estaría obligado a proveer el ICE, ello por cuanto los privados buscarían no asumir ningún riesgo en sus contrataciones en el marco de los mercados paralelos privatizados.

• Resolver el problema de la alta generación térmica en el istmo Centroamericano a costa de los recursos naturales renovables del país.

Las Cooperativas de Electrificación Rural, agrupadas en CONELÉCTRICAS R.L., las organizaciones laborales del ICE agrupadas en el FIT, y las fuerzas políticas firmantes, enunciamos la integración del Movimiento de defensa del modelo de Servicio Público de Electricidad “Por el derecho a la Luz” y realizaremos los esfuerzos necesarios para su conservación y fortalecimiento en manos nacionales.

Hacemos un llamado Patriótico a todas las fuerzas vivas de la sociedad costarricense, a integrarse al movimiento POR EL DERECHO A LA LUZ, por y para Costa Rica

Declaración firmada el día 26 de junio de 2012, en la sede del Movimiento Cooperativo de Costa Rica, Montes de Oca, por los siguientes representantes y delegados:

Lic. Erick Rojas Salazar, Gerente General de Coneléctricas
Señor Omar Miranda Murillo, Gerente General de Coopelesca
Señor Elías Calderón Monge, Gerente General de Coopesantos
Señor Rolamán Navarro Rojas, Gerente General de Cooperalfaroruíz
Señor Miguel Gómez Corea, Gerente General de Coopeguanacaste
Señor Fabio Chaves Castro, Coordinador Frente Interno de Trabajadores (FIT)
Dr. Manuel M. Murillo Castro, Coordinador, Comisión Especial Interdisciplinaria de la Rectoría (UCR)

Sindicato de Ingenieros y Profesionales del ICE, Racsa, Filial CNFL y Proyectos


SIICE
“Responsabilidad y presencia en la vida nacional”

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.