Crecimientistas y ambientalistas

De José Calvo

José Calvo

José Calvo

El problema del mundo , además de la crisis económica, es el crecimiento, que los noeoliberales quieren restablecer a pesar del límite ambiental. Es que el crecimiento no se puede restablecer sin pasarle por encima al límite ambiental. Es simple, mi querido Watson.

La población humana ha pasado de tener 5 millones en la época del abandono del nomadismo, a 50 millones 500 años antes de Cristo, a 1000 millones en el año 1200 después de Cristo, a 2500 en 1950, y a 7000 millones en el 2015. Ninguna otra especie puede estar en semejante irrupción excepto las domésticas. El mayor crecimiento ha ocurrido en los últimos 200 años. Y los comerciantes se hace la boca agua con que entre 10 años vamos a tener 20 mil millones: de consumidores: “no hay límite ambiental”.

La pugna humana está ahora entonces entre crecimientistas y ambientalistas, y el problema es que los crecimientistas tienen todavía la sartén por el mango. Y son fáciles de identificara porque “por sus frutos los conoceréis”: Solo hablan de crecimiento. La conferencia de París no resuelve nada.

Esto me lo ha sugerido la lectura de “¿Otro salto económico en Japón?” De don Eduardo Ulibarri, de La Nación. El ha sido invitado por el gobierno a representar a Costa Rica en una gira por el Japón, y cuenta de sus entrevistas con otros crecimientistas, que nos hablan, ¿pues de qué otra cosa? De crecimiento. En ese tema el Japón superó con creces a sus maestros. Cuando el almirante Perry y las cañoneras inglesas abrieron el país al “libre comercio”; antes de los tratados.

Porque Inglaterra es el campeón del libre comercio, imponiéndole a China el mercado libre del opio con la Guerra de los Boxers, derogando las “leyes del grano” que protegían a su agricultura para favorecer a sus industrias. Si no hubiera sido por los convoyes norteamericanos de alimentos.

Lo ingleses hubieran sido vencidos por el hambre en las dos guerras mundiales de no haber sido por los convoyes americanos de alimentos; igual que el mundo entero padecerá de hambre por el “libre comercio” que somete a los mil millones de agricultores pequeños que lo alimentan, a la competencia de los alimentos subsidiados de los países ricos.

Japón dependía entonces de las espadas de sus samurais. Y fue bajo el mando de Iwakura Tomomi que el país se industrializó, después de la visita de Perry, para lo cual hubo que matar a Taisho, el abuelo de Hiroito, porque el emperador rechazaba esa libertad de comercio; El asesinato se hizo con la colaboración de Iwakura.

Los japoneses tenían ya una inclinación por el crecimientismo, como lo prueba que hubieran reproducido el trencito de juguete que les dejó Perry; o que un herrero hubiera entregado su hija a cambio del resorte para un rifle. Pero los samurais no estaban vencidos, como lo prueba el hecho de que hubieran prohibido los rifles. El suicidio de Yukio Mishima fue una protesta en contra de la occidentalización del país.

Y se puede decir que no solo los japoneses tenía una inclinación por la competencia, sino todos los orientales, como lo prueba Singapur, Taiwán y la China comunista, pues según las palabras del primer ministro Teng Siao Ping, lugarteniente de Mao: “es hermoso ser rico”!, y ahora están a punto de sobrepasar a los Estados Unidos, en la producción. En el artículo de Ulibarri sobre el crecimiento de Japón no hay, por supuesto, una íngrima palabra del ambiente: solo crecimiento.

Pero el límite ambiental ya apareció al fin, e indica que es incompatible con el crecimiento. En materia ambiental solo podemos ahora ser ecologistas profundos y la idea de que podemos seguir creciendo es absurda.

No hay mas remedio que compartir los intereses de supervivencia con los otros millones de especies que vivimos en el planeta; o desaparecer como la especie que no lo pudo entender. Hablando de crecimiento.

Evalúe esta columna: 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (Aún sin evaluar)
Cargando…
Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.