Costa Rica – APM Terminals anuncia retrasos: breves apuntes

Nicolás Boeglin

Costa Rica - APM Terminals anuncia retrasos: breves apuntes

En días recientes, se pudo leer que el muelle de APM Terminals, que consiste en la construcción de una isla artificial frente a la playa de Moín, en el Caribe costarricense, sufrirá varios meses de atrazos. Según se leyó en la prensa, “Por ejemplo, ladeos en los pilotes podrían provocar que la isla artificial de 40 hectáreas que levantó el concesionario para darle forma al muelle se desplace lentamente” (véase nota de La Nación). En la misma nota se indica que: “Un grupo de pilotes que se inclinaron de manera irregular, daños en 20 metros del rompeolas y la mala compactación de la superficie le impedirán al gigante APM Terminals finalizar la Terminal de Contenedores de Moín (TCM) antes del 18 de enero del 2018“.

Una isla que “se mueve”, unos pilotes que se inclinan, y según oído en declaraciones en la radio, una altura de 3 metros que no se logra mantener indican una inestabilidad de la base sobre la que se está construyendo dicha isla artificial.

Una megaobra tramitada de forma “express”

Cabe destacar que el proceso seguido en la tramitación de esta megaobra ha sido fuertemente cuestionado desde diversas perspectivas.

En julio del 2013, se informó del grave impacto que tendría este proyecto para la vida, flora y fauna marinas esta megaobra. En particular ecosistemas extremadamente frágiles como los arrecifes coralinos se verían afectados debido a la suspensión de gran cantidad de particulas en el agua, resultado de la remoción de grandes cantidades de materiales. Dadas las corrientes marinas, ello podría afectar dichos arrecifes en la costa panameña. En esta nota de CRHoy del 29 de julio del 2013, se puede tener una idea de los diversos impactos. En este estudio de FECON de setiembre del 2013, se puede tener mayor idea del impacto en las tortugas marinas que vienen a anidar a esta zona.

La revisión del Estudio de Impacto Ambiental, y los anexos aportados con ulterioridad, se hizo en un tiempo muy corto. La extrema premura y desconfianza llevó incluso en el 2013 al Ministro del MINAE a ordenar que la revisión del EIA se hiciera en la sede misma del MINAET y no como se acostumbra, en la sede de la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA). En esta nota del Semanario Universidad del 21 de octubre del 2014 en la que se lee que: “tal y como sucedió con el proyecto de la fallida mina Crucitas, lo procedente en este caso −de parte de Setena− era exigir a APM Terminals un nuevo Estudio de Impacto Ambiental. La “reelaboración” del EIA que acusan en el documento habría llevado a que el EIA se llenara de inconsistencias, por lo cual Setena debería rechazar el documento presentado“.

En el 2015, se denunció a la empresa por proceder a extraer grandes cantidades de materiales sin haber solicitado los permisos respectivos (véase nota del Semanario Universidad del 11 de noviembre del 2015). En esta última se lee que: “en el Estudio de Impacto Ambiental (EIA) de este proyecto se identificaron 11 “puntos de dragado” de donde saldría el material arenoso de relleno para la construcción de la obra. “En todo caso, es importante tener claro que, según lo que establece el Código de Minería, cada uno de los 11 “puntos de extracción” minera propuestos, debió haber cumplido, individualmente, con una solicitud de concesión minera y una evaluación de impacto ambiental”, señala Astorga“. Sin embargo, la Secretaría Técnica Nacional Ambiental (SETENA) no requirió a APM Terminals ninguna información adicional sobre el impacto que tendrían estos “puntos de dragado” ni el impacto que tendría la actividad sobre ellos en el ambiente.

La luz verde dada por la SETENA en diciembre del 2014 llevaría al sector ecologista a una sensación de “desesperanza” ante las irregularidades detectadas por parte de las autoridades en el trámite expédito del expediente (véase artículo de CRHoy del 17 de diciembre del 2014).

El tajo Asunción, el agua de Limón y las autoridades “ambientales” costarricenses

Por otra parte, el tajo Asunción del que se extrayó piedra es un tajo situado en una zona de recarga acuífera para el abastecimiento en agua. En este artículo del Presidente de la FECON (Federación de Entidades Ecologistas Costarricenses) del 14 de abril del 2015, se lee que: “El AyA aseguró que el megaproyecto del Tajo Asunción pone en riesgo tanto la cuenca del Río Banano, área protegida estratégica desde hace décadas, como la construcción del nuevo acueducto de Limón, que significaría nada más y nada menos que agua potable para 94.000 personas y para los próximos 200 años. El Presidente de la República y el Ministro de Ambiente vuelven a apartarse de criterios técnicos de semejante calibre, y sin mayor problema le facilitan la apertura a uno de los principales tajos que abastecería de materiales de construcción a otro megaproyecto como lo es la construcción de la Terminal de Contenedores en Moín por AMP Terminals, operación que necesitará miles de toneladas de material rocoso para reseñar y sustituir más de 10 millones de metros cúbicos de sedimento y fondo lodoso y construir una isla del tamaño del Parque la Sabana“.

La tortugas marinas de Moín y APM

En la playa en la que fue asesinado Jairo Mora Sandoval, un jóven biólogo apasionado por las tortugas marinas, en mayo del 2013, se ubican las instalaciones de APM Terminals. En este artículo de Mauricio Álvarez del 25 de marzo del 2015 se puede leer que: “Jairo Mora y sus datos hacen peligrar megainversiones. Mora trabajó de manera sistemática desde 2012 y logró identificar en Moín alrededor de 1.474 nidos de tortugas baula, lo que demostró que esa playa se convirtió en uno de los sitios de mayor anidación en el país, más que una zona protegida como el Parque Nacional Marino Las Baulas en Guanacaste, donde se encontraron algo más de 200″. Al conmemorarse los tres años desde la muerte de Jairo Mora, nos permitimos escribir en esta breve nota publicada en Informa-tico en junio del 2016 que aún quedan varios pendientes por dilucidar. Sobre el recuente de tortugas marinas, nos permitímos indicar que: “se aportan los siguientes datos sobre el número de nidos de tortugas registrados en las playas del Caribe costarricense. Datos que, al parecer, poco interesaron a las autoridades a cargo del ambiente en Costa Rica de la época, y que colocan a Playa Moín como la principal playa de anidación de tortugas marinas: Playa Moin: 1425 nidos detectados – Reserva Pacuare: 1206 – Estacion Las Tortugas: 708 – Torguguero: 248 – Pacuare: 515 – Parismina: 243 – Cahuita: 267 -Gandoca: 288“.

Volviendo a la historia de una isla artificial ubicada en una zona no apta

En un artículo del geólogo Allan Astorga del 2013 se puede leer que uno de los mayores problemas se origina en el sitio escogido para ubicar la isla artificial: “al analizar con detalle el megaproyecto y sus consecuencias ambientales, es claro que el diseño original del mismo, respecto a su ubicación, contiene un grave error. No se contempló la imponderable de que el sitio seleccionado no parece ser apto para la ubicación de la megaestructura, lo cual hace que sus efectos ambientales adquieran grandes dimensiones. Si un fondo marino no es rocoso, sino lodoso, no hay estudio técnico que valga, y todo se resume a una cuestión de sentido común del que parecen adolecer nuestras autoridades ambientales desde hace ya varios años” (véase artículo publicado en La Extra el 5 de Noviembre del 2013).

No cabe duda que nuevamente, premura y criterios políticos al parecer se impusieron sobre el sentido común, y que ahora, el intentar colmatar una isla artificial situada sobre un fondo lodoso exhibirá lo equivocado que fue ubicar esta megaobra en este preciso sitio. Una investigación para conocer a los responsables de esta desacertada decisión tomada en el 2008 permitiría, estamos seguro de ello, ir conociendo más en detalle el funcionamiento aparatoso del Estado costarricense en este preciso caso.

Compartir:

Comentar en Facebook

comentarios

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.