ConVivir en ConDominio

Milena Pacheco Revilla
Abogada

¿Qué significa con-vivir en condominio? Empecemos por definir la palabra convivir y convivencia. Convivir es vivir en compañía de otro u otros, muy simple y claro! Ahora veamos el significado de convivencia. Según el sitio www.definición.de la palabra Convivencia es “un concepto vinculado a la coexistencia pacífica y armónica de grupos humanos en un mismo espacio.” El mismo sitio en Internet continúa diciendo:

“El ser humano es un ser social. Ninguna persona vive absolutamente aislada del resto, ya que la interacción con otros individuos es imprescindible para el bienestar y la salud. La convivencia, de todas formas, puede resultar difícil por las diferencias de todo tipo (sociales, culturales, económicas, etc.) que existen entre los hombres.

El respeto y la solidaridad son dos valores imprescindibles para que la convivencia armónica sea posible. Por supuesto, existen distintos niveles o tipos de convivencia: la convivencia con la familia en el seno de un hogar es muy diferente a la convivencia con otros seres humanos en el marco de una comunidad (un barrio, una ciudad), ya que la intimidad de ambos casos es incomparable.”

Ahora bien, el significado del término “condominio” según la misma página web antes citada, es el siguiente:

“Con origen en el vocablo latino condominium, el término condominio se refiere, en el campo del derecho, al dominio de una cosa en común por dos o más personas. (…) Los condominios forman parte de lo que el derecho civil conoce como comunidad de bienes, una figura que permite estipular los casos donde la propiedad de un patrimonio pertenece a varias personas (físicas o jurídicas). En un condominio, cada propietario posee el 100% de la unidad adquirida, mientras que es co-propietario de elementos comunes de la vivienda como los ascensores, los pasillos u otros sectores. Esta clase de régimen hace que los gastos comunes, como el mantenimiento de las áreas verdes o la seguridad perimetral, sean compartidos por todos los propietarios. Por eso, es muy común que quienes poseen una propiedad dentro de un condominio contraten a un administrador, para evitar los conflictos y problemas con el resto de los dueños.”

Desde que nacemos, vivimos en familia y en sociedad, y nos han enseñado que debemos respetar ciertas reglas o leyes impuestas para que esta convivencia no se convierta en algo inalcanzable, donde cada quien hace lo que quiere, pues no sería entonces convivir, sino sobrevivir. De acuerdo a la definición de condominio antes mencionada, es más que evidente, la necesidad de reglamentar cómo vivir en condominio, ya que se trata de “una pequeña comunidad”, que muy probablemente tenga como fin común, buscar seguridad y tranquilidad ante tanto problema de violencia, robos e inseguridad. En esta pequeña comunidad ninguno es igual al otro, y todos tenemos educación e historias de vida muy distintas y es precisamente por eso, que se acuerdan reglas, para que el compartir espacios comunes sea lo menos complicado posible, y así todos logremos un mínimo de respeto y cordialidad, valores indispensables cuando se vive tan cerca los unos de los otros. Este vivir en condominio, nos da ventajas, que debemos “pagar” con ciertos sacrificios, y generalmente debemos sacrificar algunas libertades individuales, poniendo por encima un bien colectivo o comunitario, para de esa manera lograr convivir en condominio en paz y cordialmente.

A la hora de acordar reglas para la convivencia, algunos sienten que ganan y otros que pierden, pero en realidad un acuerdo en las reglas de convivencia es una ganancia para todos, porque lo que se pretende es poder llevar una relación por lo menos cordial con el vecino. En un condominio, como no todos podemos mandar, los propietarios en Asamblea, escogen a un representante (puede ser un condómino o puede ser un tercero) que nos ayude en la misión de administrar tanto los bienes del condominio, como ayudar en el orden y paz entre los vecinos, acordando o imponiendo reglas de convivencia muy necesarias para lograr la armonía. El problema se da cuando se acuerdan reglas y algunos vecinos, por no estar de acuerdo con las mismas, simplemente deciden no cumplirlas. ¿Y entonces? ¿Qué se hace? Pues acudir a la Administración para que proceda de conformidad y corrija la actitud de los vecinos que incumplen las normas. La autoridad en un condominio son la Administración, y la Asamblea de Condóminos, quienes deben hacer valer los derechos de la minoría que “sufre” las transgresiones de los que irrespetan la ley. Lo anterior, se da de esta manera por que de lo contrario, se ponen por encima los derechos de unos, sobre los derechos de los otros, lo cual no es justo y podría traerse al traste esta convivencia en condominio.

En mi caso particular, los padres (unos condóminos propietarios y otros arrendatarios-con voz pero no voto) de algunos menores de edad y adolescentes, no están de acuerdo en poner un horario de juego a sus hijos en el área común del condominio, y otros (que también somos padres), consideramos que dejar eso “a la libre” y sin control parental, violenta y altera nuestra paz y horas de descanso. Siempre es importante recordar, que tanto derecho tienen los menores de jugar, como los demás de descansar, porque este descanso no es solo para los adultos, también hay niños que deben descansar y dormirse a cierta hora porque al día siguiente deben atender su responsabilidad como estudiantes, o simplemente se encuentran cansados o enfermos. Según correos recibidos por parte de la Administración de nuestro condominio, la hora en la cual los menores deben cesar el uso de bicicletas, patinetas, patines y demás juguetes con ruedas que provoquen ruido sobre los adoquines, es a las 7pm, y luego de esa hora pueden permanecer en el área del play sin hacer ruidos que perturben la paz de los demás hasta las 10pm. Lamentablemente, muchas veces estas reglas no se cumplen, a pesar de ser bastante tolerantes, pues han habido ocasiones en que pasadas las 8pm hay menores con patinetas o patines circulando frente a las casas, lo cual, a todas luces infringe por completo la normativa acordada. Aunado a lo anterior, no han sido pocas las veces en las cuales se ha tenido que llamar la atención por medio del guarda e incluso personalmente, a los menores que permanecen en el play después de las 7pm, pues entre las risas y gritos, a quienes vivimos más cerca de dicha área común, nos afecta nuestras horas de descanso. Incluso, he visto en varias ocasiones, como a vista y paciencia de sus padres después de las 10pm permanecen en las áreas comunes a veces frente a las casas y otras veces en el play con un volumen no adecuado para la hora, irrumpiendo el descanso de quienes vivimos cerca.

Así las cosas, no está de más recordarle a los condóminos, que tanto derecho tienen las personas que se duermen hasta tarde, como quienes nos levantarnos temprano ya sea por motivo de trabajo como por otras circunstancias, y ambas circunstancias son aceptables, mientras respetemos el derecho el uno del otro y no le alteremos la paz a nadie. No olvidemos que un papel preponderante en esta tarea del respeto a las reglas, normas, leyes o autoridades, es el que cumplen los padres de los menores, pues sin la ayuda de los progenitores y responsables de estas personitas en formación, la labor puede ser más complicada. La responsabilidad, es de nosotros los papás y mamás, de enseñar a nuestros hijos a ir más allá y ponerse en el lugar del otro, de ser conscientes y considerados con otras personas, pues la tolerancia, respeto y consideración trabaja en dos vías, y un espacio propicio para enseñar estos valores a nuestros hijos, es el condominio. No obstante lo anterior, si los padres no colaboran en “esta misión de con-vivencia en con-dominio”, el administrador y demás vecinos que estimen violentados sus derechos, podrán acceder a las vías ya sea administrativas o judiciales para hacerlos valer.

Y para terminar, comparto esta frase tan conocida y cierta: “Mi libertad termina, donde empieza la de los demás”.

EVALÚE ESTE ARTÍCULO
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Loading...Loading...

Comentar en Facebook

comentarios

3 respuestas a ConVivir en ConDominio

  1. José Rafael Calvo Fajardo 26-06-2012 en 4:42 pm

    También está el hecho de que la vida en condominio es una manera de aislarse de los demás, puesto que los demás no lo pueden hacer. En una sociedad con una creciente y rampante delincuencia es muy natural que quien puede se quiera aislar y proteger. El problema les queda a los que no pueden, y es a ellos que les toca preocuparse por la solución. Claro que para vivir juntos tenemos que adoptar alguna regla y que quienes no entienden eso no pueden vivir en condominio.

    Responder
  2. Marco @ Web Mentor 26-06-2012 en 6:02 pm

    Interesante.

    Vivo en condominio pero no me relaciono con nadie. De hecho no me relaciono por que tengo que lidiar con personas que creen que sus descansos son sagrados a costa de que un niño (que está en formación) forme lazos de amistad con otros niños. Osea, no saben poner a un lado sus “inconveniencias” ni medirlas en el contexto de qué tan importante son y apelan a cosas como “mi descando, la educación de mis hijos, etc, es que mi trabajo, etc”.

    Honestamente, quién se duerme a las 8 PM? Nadie. Y si tuviese que dormir antes, creame que uno estaría tan cansado que puede pasar una Boieng 747 a la par que su cuerpo está cansado.

    Yo tuve que lidiar con una persona igual. Era piloto y tenía que levantarse temprano y yo “hacía ruido”. EL problema es que el tenía el sueño ligero y mis decibles no se pasaban de lo permitido y por lo tanto no había problema. Entonces sorry pa, le toca ponerse algo enl as orejas, música de pájaros-oceáno, lo que sea. El problema sos vos.

    Ponerse en esas cosas por que los niños juegan una hora más son chiquilladas de adultos. Y es eso lo que precisamente detesto de la gente en condominio. Que el único problema es que no hay problema.

    Responder
  3. Todo se resuelve según lo que indique el Reglamento, sino se convierten en pleitos personales.

    Responder

Comentar en Cambio Político

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.