Benemeritazgo Daniel Oduber

COSTA RICA AGRADECIDA LE DEBE EL BENEMERITAZGO A DANIEL ODUBER EL ESTADISTA

En el campo de “Tema” escriba “Daniel Oduber” y en mensaje algo así como “Apoyo Benemeritazgo”.

AGREGAR FIRMA

Hacer clic en los signos de  

+ – 

 para expandir/encoger el texto
PERSONAS QUE APOYAN LA PETICIÓN
Luis Fernando Acuña
Miriam Eli Argüello Mora
Pablo Argüello Bolaños
Rosita Argüello Mora
Andrei Esteban Arias León
Lina Barrantes Castegnaro
Giancarlo Casasola Chaves
Manuel Carballo Quintana
Anayansi Carballo Sagot
Raquel Castro Cordero
Mauricio Castro Salazar
Francisco Cordero Gené
José León DeSanti
Luis Fernando Díaz
Victoria Eugenia Díaz Paniagua
Rodolfo Guerra Ruiz
Eduardo Gutiérrez Soto
Franklin Herra Herrera
Federico Jenkins
José Ignacio Jenkins Moreno
Hugo Jiménez Gutuiérez
Juan Luis Jiménez Succar
Ivannia Lizano Argüello
Miriam Lizano Argüello
Paula Lizano Argüello
Mario Gerardo Lizano Murillo
Carlos Roberto Martinez Ulloa
Miguel Mondol Velasquez
Miriam Mora Vargas
Luis Bernal Montes de Oca
Rocio Moreno León
María Eugenia Paniagua
Marcelo Prieto Jimenez
Celedonio Ramírez Ramírez
Jorge Alfredo Robles Arias
Alberto Sáenz Chaverri
Miriam Sagot Muñoz
Tonatiuh Solano Herrera
Carlos Revilla Maroto
Carlos Rivera Bianchini
Stefany Taylor Argüello
Roberto Taylor Argüello
Jose Manuel Trejos
Marietta Ureña Brenes
José Vega Araya
Yayo Vicente Salazar
Saúl Weisleder Weisleder
Jorge Zeledón Solano

 
Promueven Benemeritazgo para Daniel Oduber

En la Asamblea Legislativa se puso a despacho el expediente 18.302 con el fin de lograr la declaratoria de Benemérito de la Patria, para el ex presidente de la República Daniel Oduber Quirós, quien falleció en San José la madrugada del domingo 13 de octubre de 1991.

Como sabemos, el Poder Legislativo tiene entre sus funciones principales otorgar el benemeritazgo de la patria una vez por año a una persona diferente; mediante esta vía, Costa Rica ha honrado a muchas y muchos costarricenses cuya obra personal y de servicio público ha contribuido al desarrollo nacional.

“No obstante, aún hay costarricenses que se lo merecen y no han recibido este homenaje. Uno de ellos es Daniel Oduber Quirós, un costarricense que, por sus dotes y facultades de estadista comprometido con la solución de los grandes y graves problemas nacionales, y acorde con sus inquietudes filosóficas de juventud, dedicó 50 años de su vida privada y pública a realizar un proyecto social y político, que lo llevó a ocupar la Presidencia de la República, en una época aciaga del mundo, pero con resultados de gran envergadura para el desarrollo nacional” se señala en la exposición de motivos.

En la iniciativa se expone que “como ciudadano, político, escritor y estadista, don Daniel Oduber fue siempre un hombre comprometido, responsable en sus actos y en las decisiones partidarias, en los compromisos de gobierno; no traicionó sus principios, aun cuando por eso tuvo que arriesgar su vida.”

Es posible, como se ha dicho muchas veces, que don Daniel Oduber se adelantara a su época y fuera incomprendida su visión sobre los necesarios cambios que debían impulsarse para enfrentar el futuro de Costa Rica a mediano y largo plazo. “Hoy en día, cuando el mundo ha cambiado de rumbo y la geopolítica les abre un paréntesis a las doctrinas hegemónicas milenariamente oxigenadas por el poder militar y económico, mientras buscan nuevos argumentos de convencimiento para vulnerar los legítimos mecanismos de defensa nacionalista, particularmente de las pequeñas naciones en desarrollo, el pensamiento de don Daniel se hace más nítido y es un deber revisarlo”.

Breves datos biográficos

En un repaso somero de su biografía, se puede mencionar que Daniel Oduber Quirós nació el 25 de agosto de 1921, en las inmediaciones del Parque Morazán en San José. Sus estudios primarios los realizó en la Escuela Buenaventura Corrales (Edificio Metálico), Posteriormente, cursó su primer año de segundaria en el Colegio Seminario y los otros cuatro años los realizó en el Liceo de Costa Rica, donde obtuvo el bachillerato en 1938.

En 1939, obtuvo el título de “Tenedor de Libros” en la Escuela Manuel Aragón, cuyo ejercicio le permitió sufragar sus estudios superiores y los de su hermana.

En 1939, ingresó a la Escuela de Derecho y en mayo de 1945, obtuvo su licenciatura en Derecho y su tesis de grado se tituló “Criterio sobre la necesidad de fortalecer la legislación social y laboral dictada en 1943″.

En 1946, viajó a Montreal, Canadá, a la Universidad de McGill, para cursar sus estudios en Filosofía. También viajo a Paris y este encuentro con Europa le permitió hablar perfecto el francés, perfeccionar el inglés y aprender a leer en alemán e italiano.

En 1948, al iniciarse el movimiento revolucionario, regresó a Costa Rica para ayudar a las fuerzas rebeldes de Liberación Nacional. Se incorporó a la Revolución y tras esta, fue nombrado secretario general de la Junta Fundadora de la Segunda República, cargo al que renunció para viajar nuevamente a Europa, a fin de continuar sus estudios de doctorado en Filosofía, en La Sorbona, en París.

Participó junto con José Figueres Ferrer en la Revolución de 1948, y en la fundación del Partido Liberación Nacional, junto con Francisco Orlich y Luis Alberto Monge.

En las elecciones de 1958, participó como candidato a diputado y fue elegido en este puesto con un apoyo significativo. Como diputado y como jefe de su fracción parlamentaria, llevó a cabo una valiosa gestión que afirmó su prestigio nacional.

Su gran capacidad para crear puntos de convergencia entre diversas corrientes de pensamiento y su respeto por las mayorías quedó demostrada cuando, en 1961, perdió contra Francisco Orlich Bolmarcich las elecciones internas en las que se escogería al candidato del Partido Liberación Nacional, para las elecciones nacionales de 1962. Aceptó su derrota con hidalguía y, en adelante, dedicó todas sus fuerzas a la jefatura de acción de Orlich, para la campaña nacional.

Fungió como canciller de la República desde 1962 hasta 1965. Desde este puesto, le correspondió participar en todo lo relativo al ingreso de Costa Rica en el Mercado Común Centroamericano; suscribió la nueva Carta de la Organización de Estados Centro Americanos (Odeca); coordinó la reunión de 1963 entre presidentes de Centroamérica y Panamá con John F. Kennedy, el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, con quien mantenía estrecha relación personal.

En 1965, renunció a su cargo de canciller para asumir una candidatura a la Presidencia de la República. Perdió esta campaña por un mínimo margen contra don José Joaquín Trejos Fernández.

Don Daniel mantuvo su decisión de someter su nombre al escrutinio popular y finalmente, electo por la mayoría de costarricenses, asumió la Presidencia de la República el 8 de mayo de 1974.

Su gestión se caracterizó por la consistente postura ideológica y por el pragmatismo que imprimió en todas sus acciones, de las que obtuvo excelentes resultados de plazo amplio. Por su amplia experiencia parlamentaria, mantuvo un permanente diálogo con los sectores de la oposición y una coordinación efectiva con su propia fracción en el Congreso. En materia del Poder Ejecutivo, su gestión fue muy pragmática y reconocía que un solo individuo no podía cumplir a cabalidad con una labor tan complicada como esta.

Al dejar, con dignidad, la Presidencia de la República, en 1978, don Daniel siguió tan activo como siempre y se dedicó al análisis de su entorno, a llevar adelante sus proyectos y a trabajar por el desarrollo y el fortalecimiento ideológico y programático de su Partido, lo cual acrecentó su prestigio.

En 1980, ante el asombro de muchos de sus opositores, Henry Kissinger, Premio Nobel de la Paz y ex secretario de Estado norteamericano, afirmó:

“En todos mis años de servicio público y durante mi época de profesor universitario, el político centroamericano más inteligente, más racional y más brillante que he conocido es Daniel Oduber”.

Gestiones más relevantes durante su trayectoria política

Cargos ocupados

1948. Secretario de la Junta Fundadora de la Segunda República.
1953. Embajador itinerante en Europa.
1955. Representante financiero de Costa Rica en Europa.
1958-1962. Diputado.
1962-1965. Ministro de Relaciones Exteriores.
1970-1973. Diputado y Presidente de la Asamblea Legislativa.
1974-1978. Presidente de la República.

Logros más sobresalientes como Presidente de la República

• Creación de las delegaciones presidenciales regionales para mejorar el grado de efectividad de su Gobierno.
• Integración de los comités interinstitucionales en áreas específicas que consideraba de interés para su Gobierno.
• Puesta en marcha la Ley de Planificación Nacional.
• Fortalecimiento del Ministerio de la Presidencia para que llevara a cabo una integración de las tareas de todos los ministerios para lograr una gestión coordinada.
• Organización de una oficina de asesores presidenciales en diversas especialidades.
• Creación de un grupo interinstitucional de política económica.
• Creación de la Dirección General de Coordinación de la Presidencia, dividida en áreas de trabajo.
• Creación de la Oficina de Información adscrita a la Presidencia, para darles seguimiento especializado a los asuntos de interés nacional y realizar encuestas periódicas que le permitieran llevar el pulso a la evolución de la opinión pública costarricense.
• Creación del Fondo de Desarrollo Social y Asignaciones Familiares.

Logros políticos

• Secretario de la Junta Fundadora de la Segunda República, en 1948.
• Secretario General del Partido Liberación Nacional, en 1955.
• Fundador del Instituto de Formación Política (ICEP), adscrito al Partido Liberación Nacional, en 1958.
• Diputado y jefe de fracción, entre 1958 y 1962.
• Cofundador del Instituto Interamericano de Educación Política, con sede en Costa Rica, en 1960.
• Candidato a la Presidencia de la República, en 1965.
• Presidente del Partido Liberación Nacional, de 1970 a 1974.
• Diputado y presidente de la Asamblea Legislativa por tres veces consecutivas, de 1970 a 1973.
• Presidente de la República, de 1974 a 1978.
• Presidente del Directorio del Partido Liberación Nacional, de 1979 a 1991.

Para la diputada Alicia Fournier, muchos pasajes del pensamiento de Daniel Oduber, plasmado en innumerables obras, reflejan su extraordinaria capacidad para analizar la realidad del país e influir sobre ella. “Hoy quiero citar algunos de ellos, porque creo que su visión de estadista tiene plena vigencia en nuestros días” concluyó la diputada impulsora del proyecto de Benemeritazgo.

“Aspiro a una democracia amplia, social, política, económica, cultural, y deseo la integración de todas ellas y su ejercicio práctico; pues del mismo modo como sucedió con los derechos del hombre en nuestro derecho político, si las conquistas sociales no se siguen incorporando en la realidad económica del país, y si la economía nacional no se continúa ordenando adecuadamente con otra gran reforma paralela, de nada servirán los principios de justicia social que se han consignado en la Constitución y las Leyes”. (Daniel Oduber)

“La política es la misión más digna del ciudadano, la más alta en la escala de los valores sociales. El político debe representar el concepto de ciudadano llevado al extremo más alto. La carrera política concebida como un apostolado al servicio del bien común es una de las más nobles ocupaciones del ser humano que vive en sociedad; está llena de sinsabores y es víctima de la incomprensión e ingratitud. El hombre público no puede ser dogmático ni sectario”. (Daniel Oduber)

Este proyecto de acuerdo para el benemeritazgo de don Daniel Oduber, tiene ya dos antecedentes legislativos, los cuales fueron remitidos al Departamento de Archivo, debido al vencimiento del plazo para su conocimiento.

Nuevamente y por los motivos anteriormente expuestos, la legisladora verdiblanca Alicia Fournier, ha sometido a la consideración de las señoras diputadas y los señores diputados de la Asamblea Legislativa el nuevo expediente no. 18.302.

Si está interesado en anunciarse en nuestro sitio u obtener más información, por favor utilizar el formulario de la sección de Contáctenos en el menú principal.